martes, 14 de octubre de 2008

El Paraná en la costa rosarina


DESDE COSTA ALTA


Ay...me enamoras Paraná. Fuiste amor de infancia,
de adolescencia trasnochada, de mujer confiando en vos
mis penitas y alegrías.
Cómo no quererte si me vas trayendo el alma de
los valles calchaquíes, de la roja tierra guaraní,
el murmullo del río Dulce
Cómo no dejarte atravesar mi vida, si mirá que bello estás
en esta tarde de primavera

FRENTE AL PUENTE A VICTORIA


RAMBLA CATALUNYA - Rosario


DESDE LOS DAVE, ENVUELTO EN BRUMA

7 comentarios:

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Mara y Cuya: Gracias por tu visita. Hoy sólo quiero saludarte con alegría, darte las gracias por la visita y también prometerte que me "engulliré" todo el contenido de tu cuaderno de bitácora. Admiro a la Argentina y tengo proyectado visitarla durante el mes de octubre del próximo año. Lo de que estás estudiando "catalè" me deja pasmado.

"Molts petons"

Fauve, la petite sauvage dijo...

Engúlletelo, Luis; yo lo hice y quedé en un estado de ensoñación que ojalá sea perpetuo... ¡Escribe más, que ya "me lo sé" todo! Aunque releerte también es un placer, Su, siempre se encuentra un guiño, un giro, un toque que había pasado inadvertido, una visión distinta de algo, una nueva aportación en lo que ya estaba...

Biquiños.

mara y cuyá dijo...

Fauve...ya te voy a aturdir y vas a decir basta! basta! con esta parlanchina...fue muy lindo lo que dijidte hoy de mi blog en el programa de radio...Gracias!!!!!

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Menos que la verdad! Pero me puse nerviosa y no sabía más que parlotear como un loro y con voz de niña mimada, acabo de escucharme y aggggg por poco me da un soponcio, ajajjjaa, en fin, fue muy divertido, la verdad.
Y a ver si viene Luis a escucharme, que mucho decir que le saludara, que le saludara, y no aparece el condenado...
Preparemos un castigo para él, ¿hace?

mara y cuyá dijo...

jajajaja....vos porque te conocés, a mí me encantó...tenía una euforia que madre mía...dale, vos si estás sobria pensá algo, yo estoy recién llegadita de un encuentro con una amiga de internet de Australia que está de visita por acá, y además de la emoción tengo unas cuantas copitas de champán encima...hoy fue un día completo...súperemocionante...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Esa es la palabra que me faltaba: euforia. Por eso escribo tantos mensajes, me da la compulsión irreflenable, jaja, ya me pasó la semana pasada en la que de los entrevistados ¡sólo conocía a Lisebe! (aunque la palabra sólo con ella no tiene sentido; por ella merece la pena escucharse el programa entero aunque sea un tostón). Pero es que con gente que no conocía de nada, o algunos que conocía de haberme cruzado en los mensajes de un tercer bloguero (como contigo hasta hace poco, aunque me parece ya mucho) y estaba tan emocionada... Ayer se me sumaron los nervios y pasaron factura, pero... ¡qué más da! Y sin champán ni nada, a palo seco...
Pero Luis Antonio no se queda sin su castigo, nonononó... Pensaré lo más cruel que se me ocurra; por ahora no sé si ponerle comentarios masivos que tenga que responder uno a uno o algo así.

mara y cuyá dijo...

ay...me pasaba lo mismo...nada más conocía a lisebe, divina lisebe, y a vos, divina Fauve, y quería comentar a todos, jajaja, pero en realidad lo que yo quería era escucharlas a ustedes dos. Hablaba sola jajaja. Claro, no se me había ocurrido...en entradas antiguas podría ser...50 comentarios, uno en cada una para que no los conteste de una vez. Mirá si se le ocurre venir a ver el Paraná...uhhhhh
Una duda Fauve ¿sos encantadora de maracuyás?...