martes, 21 de abril de 2009

Pocho. Un ángel en bicicleta.

CLAUDIO LEPRATTI, POCHO

Pocho se encontraba trabajando en el comedor de la escuela del Barrio Las Flores, cuando la policía llegó reprimiendo con escopetazos a los manifestantes. Sobre el techo de la Escuela, gritó:

“¡Hijos de puta, no tiren que hay pibes comiendo!”

Esteban Velázquez, ahogó en sangre el grito de Pocho Lepratti aquel mediodía del 19 de diciembre de 2001. Lo silenció con un disparo de Itaka, directo a la tráquea de Claudio, directo a su desesperado pedido.

Durante los
trágicos sucesos ocurridos en Argentina, a finales de 2001, que concluyeron con la caída del gobierno de Fernando De la Rúa, la represión policial se desató ferozmente a lo largo de todo el país, apagando el sonido de los cacerolazos y los reclamos sociales. Y se escribieron en nuestra historia las páginas más violentas desde el retorno a la democracia, en 1983. Cinco presidentes en una semana, veintinueve muertos en la capital del país y siete en Rosario. Uno de ellos fue Pocho Lepratti. Tenía 35 años.
Pero ignoran los bárbaros que hay voces que ningún plomo puede acallar. Que hay vidas que no mueren con su cuerpo. Pocho vive en las esquinas de la ciudad, vive en los grafittis, vive en las canciones; pero sobre todo vive en el corazón de los rosarinos, vive en su obra, vive en cada pibe a quien le acercó una alternativa de crecimiento, de superación, de esperanza; un camino de esfuerzo y de trabajo. POCHO VIVE!!! y sigue recorriendo, en su bicicleta alada, las calles de Rosario.



La Dirección de Asuntos Internos de la policía provincial reconoció en un informe que “el asesinato del militante social Lepratti ocurrió fuera de la zona de saqueos y en los fondos de una escuela”, y que “no se justifica haber efectuado los disparos reconocidos, aun en carácter intimidatorio”.
El oficial de policía, Esteban Velázquez, fue condenado a 14 años de prisión.
Los que dieron la orden de reprimir gozan de total impunidad.

El Ángel de la Bicicleta, de y por nuestro querido y talentoso León Gieco (con imágenes de Pocho y del nefasto móvil 2270, de la policía de Rosario)



Pocho en las calles de Rosario.











El siguiente texto fue extraído de La Fogata Digital.

La página web que armaron sus amigos se llama Pochormiga, "porque era como una hormiga muy especial, exploradora pero a la vez obrera". Allí se puede leer la misma consigna pero completa. "No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos." Su amigo y compañero en ATE Gustavo Martínez cree que Lepratti se transformó en una nueva bandera para la ciudad. "Era un personaje atípico, muy callado, un militante barrial de muy bajo perfil. Tenía una formación sólida, pasó cinco años como seminarista e hizo votos de pobreza. Vivía en medio de la villa", lo define. Pocho Lepratti tenía 35 años, era el mayor de seis hermanos. Había nacido en Concepción del Uruguay, pero decidió vivir en el barrio Ludueña, de Rosario, donde coordinaba talleres para niños y daba clases de teología en la escuela del padre Edgardo Montaldo. "La figura de Pocho es la de aquel que se entregó a la causa de los demás, se entregó a los adolescentes de Ludueña y les dictó catequesis, los convocó a campamentos, les enseñó a tocar la guitarra, los instó a estudiar, a ser solidarios, a vivir con dignidad a pesar de la pobreza, a no bajar nunca los brazos", describió Montaldo. También trabajaba con grupos de jóvenes que había formado, como La Vagancia. "Siempre nos decía que pase lo que pase sigamos adelante, que si terminamos la primaria empecemos la secundaria, que nada nos pare. Y nosotros vamos a seguir", afirmó Milton, miembro de ese grupo. El padre Montaldo recordó ante La Capital de Rosario que el día del velatorio de Lepratti un policía de la comisaría 12ª lo abordó preocupado por las connotaciones que podría tener ese acontecimiento. El sacerdote respondió que "a Pocho lo mató un cana en su lugar de trabajo y sus compañeros de la comisaría le podrán contar, en relación con la historia del barrio, la cantidad de adolescentes y jóvenes que no conocieron la seccional gracias a su prédica". Montaldo precisó que Lepratti, luego de abandonar el seminario salesiano de Funes en 1991, se quedó a vivir en un humilde barrio de Ludueña y se acercó a colaborar en la tarea de contención social de los adolescentes del barrio, al tiempo que militaba gremialmente en la Cocina Centralizada, donde fue delegado y participó de la histórica carpa como uno de los tantos despedidos por su actividad sindical. "En un momento en que la mayoría de los chicos que andan desorientados y desocupados se juntan alrededor del gran negocio de la droga y la delincuencia, muchos de ellos se nuclearon alrededor de sus sueños e inquietudes", agregó el sacerdote.

FOTOS TOMADAS DE LA RED

34 comentarios:

Gamar dijo...

Es una pena, pero es como dicen los "Ataque 77". Los buenos mueren.
Besos

Nerina Thomas dijo...

Pocas palabras. Mucho dolor con olor a injusticia, Un "héroe" para nosotros, los rosarinos.
Muy bueno tu post. Un homenaje de clase.
Gracias "amiga". Sabes, se te extraña, tu bienvenida, tu buena predisposición, tu solodaridad, tu companía, tus "mates" y ese amor de humanidad que se te escapa en los escritos.
Grande "amiga" lo tuyo. Siendo tan pequeñita fisicamente y con un corazón tan grande!!
Y el título de "cuñada de lujo!"
BESOS, MUCHOS BESOS.
Viste....se nos viene el amigo de Capilla!!!qué bueno!!!

Marcelo dijo...

Cuanta gente valiosa muerta! Cuanta gente muerta! No conocía su historia, fue bueno pasar hoy por aquí. Hacía unos días que quería dejar un mensaje en tu serratianas, y no me dejaba blogger. Es que también me gusta mucho el nano.
Un saludo

Juan dijo...

Susy

Hacen falta maestros, apóstoles, amigos, mártires, líderes, camaradas solidarios, entregados, buenos, humildes, valientes como lo fue Pocho.

Dejó una maravillosa semilla que no morirá jamás.

Un fuerte abrazo para ti en representación del pueblo rosarino.

Juan Antonio

SUSANA dijo...

Bajaste la lupa sobre nuestro dolor, una de nuestras vergüenzas locales. Buen trabajo Susy!

No conocía la historia, seguramente se perdió en el medio de alguna refrescadita de Moria Casán, el último affaire de la Alfano o alguna hazaña deportiva.

Curiosamente doy clases de Inglés y Comunicación en una escuelita de un barrio muy humilde que también se llama Las Flores, y un escenario muy similar al que mencionás. Hay muchos chicos como Lepratti trabajando con adolescentes y haciendo un trabajo espectacular.
No me cuesta en absoluto imaginar el dolor de esta verdadera tragedia.

Y mirá que dato: hace cinco años que estaciono en el mismo lugar -te reitero, humildísimo y con bastante delincuencia dando vueltas- sólo en una oportunidad me rompieron la luneta trasera de la camioneta para robar, nunca más.

Gracias Amiga, por recordar una persona que todos debemos conocer.

Mi abrazo Tocayita! Con mucho cariño!

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Tremenda historia, gracias por dármela a conocer pues no tenía ni idea, aunque si de todo lo que pasó durante esa época.

Que no falta nunca esa bicicleta con alas por las calles y en nuestros corazones.

Besos

Dr.Krapp dijo...

Demasiados mártires en Argentina. Demasiados muertos por valores simples, sencillos y fáciles de entender. No podeis consentir este goteo permanente de muertos en nombre de valores básicos de los seres humanos.
Hay algo espantosamente terrible en esta victoria permanente de la muerte sobre la verdad.

Marga Fuentes dijo...

Miles de estas injusticias ocurrieron en Argentina, miles y tremendas.
Me entristece este post pero agradezco que lo saques a la luz, para que no se nos olvide lo que fue esa época. Y para los que no la vivieron, que la conozcan.
Un beso enorme y un fuerte abrazo agradecido por contarlo.

borraeso dijo...

La muerte accidental y/o forzada en manos de asesinos, represores, intolerantes, monstruos... en nombre de mentiras, intereses y otros absurdos... es aún más cruel que la muerte por sí misma...

Nunca entenderé la atracción del ser humano por decapitar una vida, por pisar al vecino, por escupir, por no escuchar, por no entender, por regodearse con la sangre del prójimo...
Demasiados muertos en manos de miserables pomposos locos...

Un beso, mara.

CorsáriO dijo...

~~~~~~
También aquí vivimos nuestros días de los 50 años de oscuridad. La oscuridad que escondió miles de muertos y asesinados, simplemente porque son gente honesta, o pensar de forma diferente. Es la desgracia de este pobre país que hoy podría ser un paraíso. La injusticia, sólo sacrificar las cosas buenas.
La gente ha sufrido mucho en este país!
Enviar un enlace, en el que cantan la verdad.

http://www.youtube.com/watch?v=ZUEeBhhuUos

Um beijo Maracujá ...me voy, en silencio. jajaja

~~~~~~

Tumulario dijo...

El problema, querida Susy, es que aquella gente que tiene la capacidad de matar, suele ser la menos capacitada para usar ese poder, el uso de la violencia, y eso lo saben muy bien en aquellas tierras, suele deslegitimar al que la usa y aquellos que renuncian voluntariamente a su uso, suelen, aún teniendo en si, el poder de la razón, caer víctimas de la "razón del poder".

Un abrazo desde este túmulo, triste, negro y oscuro.

Arkantis dijo...

No conocia esta historia..muy fuerte..

Un besazo y me encanto compartir programa de Juan contigo..

Luis Antonio dijo...

Merecido y conmovedor homenaja el que rindes a esta extraordinaria y ejemplar persona.

Tu relatao sabe a denuncia y a grito desgarrado y lo comprendo y lo comparto.

El recuerdo de Pocho y de innumerables mártires como él deberían estar siempre vivo en nuestros corazones. Por eso no hay que olvidar estos hechos ni echar tierra encima. Hay que sacarlos a la luz pública para que, como mínimo, no se sientan tranquilos ni impunes sus autores.

La vergúenza que provocan estos sucesos en uno y otro lugar del mundo se atempera con el recuerdo de los que, como Poncho, nos reconcilían con la condición humana.

Besos, muchos

Tumulario dijo...

Mara, hoy me ha dado por reller los textos antiguos de mi blog y me encuentro un comentario suyo que no conocia y no puedo dejar de responder.
Todos los años al iniciarse el verano , coincidiendo con el principio de las vacaciones escolares surje la misma cuetion en los periódicos. Los niños que se tienen que quedar en casa, en mi caso eso soincide con que mi señora, tiene que ausentarse durante quince días y me quedo solo con los niños. La verdad es que eso hace tiempo que dejó de ser un problema sino que se convierte en una escusa para que ellos y yo hagamos todas esas cosas que a su madre no le gustan y que no hacemos cuando ella está, vamos a ver pe películas que a ella no le gustan, hacemos comidas que a ella no le gustan, etc (no es que cuando esta ella no pudiesemos hacerlo, es que cuando está ella preferimos hacer cosas que nos gusten a todos), así que ese tiempo lejos de ser un problema se ha convertido en un tiempo exclusivamente para nosotros, de hecho mis hijos suelen tener preparada la colección de cosas que quieren hacer esos días.
Por eso no consigo entender a aquellos padres para los cuales esos días en los que tienen que ocuparse (y disfrutar) de sus hijos son un problema.

Un abrazo desde el túmulo

mara y cuyá dijo...

Si GAMAR,
los buenos mueren; los malos también.
La muerte iguala. La huella en el camino, diferencia.

Besos



NERINA
No me extrañes.
Acá está el mate calentito, la puerta abierta, y un corazón que se agranda con el cariño de amigas como vos.

Ay Neri, no; títulos no ¿para qué? Yo quisiera tener el poder de calmar el sufrimiento. Ay…no sigo mirá.

Mejor la ilusión del amigo de Capilla. Uhhh, será tan lindo. Ya lo estoy disfrutando.

Besos, muchos besos.



Bienvenido MARCELO.
Veo que compartimos el gusto por el Nano. Y me alegra.
A veces contamos cosas y damos por sentado que son historias conocidas para nuestros compatriotas. En este caso lo pensaba por León y su Ángel de la Bicicleta, pero veo que me equivocaba. Me hace sentir bien, entonces, haber recordado a Pocho.

Cariños

mara y cuyá dijo...

Tienes razón JUAN ANTONIO, todo lo que Pocho ha sembrado, sigue germinando. Acá hay muchos que siguen su ejemplo…y nadie olvida lo que ha enseñado.
Un beso grande para vos.


Su,
como le he dicho a Marcelo, pensé que la historia de Pocho era conocida por la famosa canción de León.

Sabés que no me asombra tu experiencia en el barrio Las Flores de Mendoza (mirá qué casualidad), porque toda mi vida he trabajado en barrios marginales, y conozco de la dignidad de sus habitantes. Dignidad por la que algunos, de barrios coquetos, deberían darse una vuelta.
Es ahí donde se convive con la solidaridad. Por eso siento mucha bronca cuando escucho expresiones que no voy a poner acá, porque seguro que ya las sabés. Muchas han salido de los labios colagenados de la diva vernácula que mencionás.
Sobre esa “boquita” habría que poner la lupa. Para verla bien en detalle.

Un abrazo, tocaya.



JUAN LUZNo faltará nunca una bicicleta con alas. Los rosarinos no lo permitiremos, las estamos multiplicando todos los días.

Besitos

mara y cuyá dijo...

DR. KRAPPLamentablemente, Argentina no es una isla en la realidad latinoamericana. Los valores básicos, simples, sencillos y fáciles de entender, han sido históricamente exterminados por estos lares.
La verdad molesta y compromete, y es mejor acallarla. Pero como dice quien ya sabes, “lo que no tiene es remedio”; y tarde o temprano, sale a la luz. Duele, pero tal vez esas muertes un día sean la victoria de la verdad.
Ya sabes...alas.


MARGAVos conocés bien la realidad de nuestros pueblos. Y sabés que todavía se vislumbra un camino difícil. Pero mientras haya alas e ideales, hay esperanza. Ojalá, ese sueño no se lleve tantas vidas jóvenes y valiosas.

Otro abrazo…y gracias por el tango. Espero el próximo.


Estas muertes desnudan mucha miseria BORRAESO. Tal vez ese sea su sentido, aunque doloroso y terrible. Descubrir tanta porquería, ponerla a la vista, contrastar valores.
El asesinato es deplorable y aborrecible en cualquier contexto y por cualquier motivo.

Un abrazo fuerte.

mara y cuyá dijo...

Corsário. Hoy he estado informándome de la historia de tu país…terrible por cierto. Tantos años!!!
Y en estos días se celebra el aniversario de la Revolução dos Cravos, não?
No sólo he escuchado Os Vampiros, sino también Grândola, Vila Morena. Gracias.
Ya sabes que Zeca Afonso me viene quitando el sueño hace varios días. Mi costilla portuguesa, agradecida a ti que lo has traído...en silencio.

Beijos


El poder es abusivo en sí mismo TUMULARIO. Imagínate en manos de asesinos.
Además, ¿conoces algún poderoso que no se rodee de asesinos?

Recuerdo aquel post y mi comentario. Uhhh…es del año pasado? Pero no necesitabas responderlo, aunque te lo agradezco, ya fue un placer haber leído aquel texto. Y también lo que ahora me has contado.
Tampoco yo entiendo que los hijos sean una carga…los he disfrutado y lo sigo haciendo. A medida que el tiempo pasa, descubro nuevos motivos para ello. Te felicito.

Dime Tumu…ahora debo tratarte de usted?

Besos

mara y cuyá dijo...

Honrada con tu visita Arkantis. Fue muy lindo también para mí haber participado en el programa de Juan, junto a bloggers tan talentosos como tú.

Un abrazo



LUIS.
Creo que por Pocho, es más grito desgarrado...y es denuncia por la gente que ordenó la represión, como el gobernador de Santa Fe en ese momento, que aún anda dando vueltas por la política, y que se lavó olímpicamente las manos diciendo que no lo había hecho. Entonces debió buscar y llevar a la justicia a los responsables.

Esta ciudad no olvida a Lepratti, ni a su ejemplo de vida. Cada vez hay más Pochos, aunque es cierto que no alcanzan. Algunos son, afortunadamente, mi compañía diaria.
Estoy segura que hay muchos en todo el país. Ya ves que lo dice también Susana. Ojalá no tengan el mismo final.

Gracias por comprenderlo. Sé que sientes un gran afecto por mi país.

Más besos.

lisebe dijo...

Que bonita reivindicación de libertades !! que pena que en este mundo solo exista las reivindicaciones de pocos ante las amenazas e injusticias de TODOS (gobernantes o gobiernos sean de la ideologia que sean).

La injusticia clama al cielo y solo la recogemos los que bien poco podemos hacer tan solo GRITAR un SOS para saber si habrá alguien ahí arriba que no sea corrupto y quiera poner manos en el asunto.

Es lo único que nos queda.. y menos mal que tenemos nuestras palabras.. nuestras letras.. que de momento nos aayudan a reivindicar un derecho.. derecho a las libertades ,a la vida, a la paz..

Excelente post mi amiga..

Muchos besitos cariño

América dijo...

HAY MARA!...ME CUESTA LEER ESTA ENTRADA,VIVO ESTAN PARA NOSOTROS SUCESOS QUE HAN MARCADO NUESTRA HISTORIA CON SANGRE,LA VERDAD MOLESTA PERO LA LIBERTAD Y LA JUSTICIA DEBEN DE ALGUNA MANERA REIVINDICAR EL DERECHO A LA VIDA,NADA DEVUELVE A LOS QUE HAN PARTIDO,PERO LA MEMORIA ESTA PARA QUE NO MUERAN,DESCANSEN EN PAZ QUE LA LUCHA ES PARA NOSOTROS,UN BESO GUAPA.

Andrea dijo...

MI querida amiga... he leído la entrada, he esperado, y el escalofrío no mengua. Corre demasiada sangre de héroes por la historia, de lucha tenaz hasta la muerte. Con qué ligereza a veces escuchamos esas palabras, sin ser conscientes de los nombres que descansan por ellas...

Ps: Lamento mi ausencia, algún problemilla de salud me ha mantenido alejada del teclado. Intentaré estar más cerquita, con más regularidad...no puedo perderme unos matecitos contigo ;)

Un beso con abrazo...

A.

ev dijo...

Gieco vino a Costa Rica y entre la gente que gustaba de su mùsica y la que no la conocìa se generaron algunas opiniones. En ese sentido es muy importante conocer el contexto de muchas de sus canciones como la que describe esta historia de tu post, para poder identificarse con ella. No la conocìa tampoco como veo de otros de tus lectores, que bueno que la compartes en tu Blog.
Triste pero motivadora para los que quedaron para contarla.

Beso

mara y cuyá dijo...

LisebeAlguien habrá que escuche. No hay que dejar de decir. Porque si no escuchan arriba, el pueblo debe escuchar y enterarse.
Cómo vos decís, tenemos las palabras, pero nos las acallaron tan violentamente en este país, que todavía hay miedo.
Fijate que este episodio, ocurrió 18 años después del retorno a la democracia...y siempre hay algún otro, lamentablemente.

Besitos cariñosos, Lis.



AméricaAmérica, un continente convulsionado. Sí, también tu país.
Es muy doloroso recordar algunas cosas, pero la memoria debe ser un martillito golpendo en la conciencia de algunos y resonando para que las generaciones futuras se enteren...y cuiden lo que se ha conquistado, aunque fuera un pequeño logro.

Besitos a Venezuela, desde el extremo sur.



AndreaA veces las cifras son tan apabullantes, que perdemos de vista, que detrás de cada número, hubo una persona con sueños, con ilusiones, con familia...hubo una vida, tronchada injustamente. Yo todavía guardo un dolor muy, muy grande por la pérdida de alguien querido...fijate que de aquello pude hablar una sola vez acá....duele demasiado.

Espero que tu salud esté bien. Cuídate y no te preocupes, siempre te esperamos.

un abrazo



Ev...hola.
Te diría que es imposible comprender a León Gieco, si se desconoce el contexto social de Argentina.
Su canción es muy comprometida con la realidad de Argentina y América. Me gustaría que un día me contaras cuáles han sido esas opiniones.

Acá tiene muchos seguidores...entre los que me cuento, junto a mis hijos.

Un cariño muuuuuuuuy, muuuuuuuy grande + besitos

YO, la peor de todas dijo...

Marà y Cuyà, no sè que pasò, pero yo habìa dejado mi opiniòn casi en los primeros lugares y desaparecì...Ohh, estoy asustada por esto.
Habìa puesto que coincìdìa con Gamar en que lamentablemente los buenos desaparecen y los malos quedan aquì molestando en tierra, pero tambièn dicen, que esa es la forma de conocer el infierno verdadero. Serà asi nomàs...

mara y cuyá dijo...

Yola, me ha pasado varias veces esto que decís de los comentarios. Los dejo y luego no los encuentro. No te preocupes.

Eso del infierno en la tierra, pude ser. Me quedan dudas.

Besos. Y buena suerte en el nuevo camino.

RELATO DEL PRESENTE dijo...

Me acuerdo que en Capital fue casi silenciado, era tanto el quilombo que vivíamos, que pasó como una anécdota más. No hubo mucha repercusión. No fue hasta el tema de León que se dio a conocer abiertamente para todos la barbaridad que ocurrió.


Yo por ese entonces trabajaba en Lomas de Zamora y tenía que cruzar Puente La Noria y atravesar Villa Fiorito e Ingeniero Budge para llegar a mi laburo...nunca sabía si iba a llegar.

borraeso dijo...

Mara, andaba paseando por aquí y encontré otra entrada de Rosario... sí, la del Paraná... Me chocó encontrar una Rambla Catalunya y me fuí a Google... Mira qué encontré:
http://www.visitarosario.com/
me pierdo en el paseo... Esto es fantástico!!!!

Un saludo y un montón de besossssss!!!

Groucho dijo...

LOS TORTURADORES, ASESINOS, REPRESORES, DICTADORES, INDIGNOS EN GENERAL PROVOCAN, ADEMAS DE RECHAZO, MARTIRES.
MARTIRES QUE DE SEGUIR VIVIENDO SERIAN ESTUPENDOS PROFESORES, GUITARRISTAS, CICLISTAS, PADRES, MADRES, AMIG@S O NOVI@S.
SERIAN SEGURO ESTUPENDAS PERSONAS.
ESTUPENDO RECUERDO.
UN BESO MARA.

mara y cuyá dijo...

Relato, en este país hay tantos "incendios" que muchas cosas pasan desapercibidas, ocultas por las llmas de otras, cuando no por el "humo" de otras.
Fue difícil aquel momento y sé lo que pasaba por la capital.
Sabés que acá, en Rosario, como en Buenos Aires también, muchas mañanas salimos para ir al trabajo y no sabemos a qué hora vamos a llegar. Cortes, movilizaciones. En fin, yo estoy a diez minutos de la escuela y en esas ocasiones, el rodeo es tan amplio que demoro entre 50´o una hora para llegar. Lo peor es que como salgo tan temprano, muchas veces no me entero qué está pasando hasta no encontrarme en la calle.Un auténtico Relato del Presente.

mara y cuyá dijo...

Borraeso, sí, jajaja....qué alegría que hayas recorrido los paseos de visitarosario.com. Sabés que ahora, hace unos pocos minutos acabo de llegar de ese sector del río, la Rambla Catalunya y me encuentro con tu comentario. Me ha dado emoción. Tomé algunas fotos, así que voy a cambiar la entrada que estaba preparando y voy a mostrar la tarde de hoy en el río.
Gracias!!!! Muchas gracias por tu interés por mi ciudad.

Un beso muy afectuoso, de una rosarina a su amiga catalana.

mara y cuyá dijo...

Groucho, este país se ha perdido de muchos profesores, guitarristas, amigos, padres, madres, persoooonas con su proyecto de vida. Muchas, muchísimas, decenas de miles. De lo que me ha tocado de cerca, ya puse una vez una entrada acá, en las vísperas de Reyes, pero creo que vos ya leíste. Y me cuesta tanto hablar de eso...que quisiera hacerlo, pero no puedo.

Un beso

Lady Pirata dijo...

Los verdaderos héroes son los que están codo a codo con los necesitados e intentan involucrar en las consciencias que siempre podemos avanzar, paso a paso; son los que tendrían que estar en los altares de nuestros pensamientos.
Curioso, muchos han sido mártires, otros tantos trabajan sin hacer ruido en cualquier comunidad, aunque sea pequeña.

La historia hay que contarla y bien fuerte para que no se repita.
Ay, de aquellos que la olviden, acabará repitiéndose en tal caso.

Los graffitis es una manera original de mostrar todo el legado de esas personas que ayudaron desinteresadamente, una forma cercana y práctica de seguir conmemorando que no todos los que se van, olvidaron que estuvieron.

¡Besos Mara!

...pedaleando de nube en nube va Dios...

mara y cuyá dijo...

Gracias, Piratilla, te puedo asegurar que quien visita esta ciudad, en algún momento pregunta quién es Pocho...es nuestro héroe.