jueves, 17 de septiembre de 2009

Fontanarrosa y las malas palabras


INODORO PEREYRA Y "LA EULOGIA" - Fragmento
ROBERTO FONTANARROSA
Rosario - Argentina

Dedicado con mucho cariño a mi amigo Groucho, que hoy puso una entrada a la palabra (*).
Groucho, este post tiene un valor afectivo muy grande para mí, y estoy segura que, igual, para todos los argentinos.

Roberto Fontanarrosa también habló de ella, de la palabra (*). Quizás hubiera sido un hecho intrascendente si no fuera porque, el Negro, lo hizo en el mismísimo Congreso de la Lengua Española, celebrado en Rosario en noviembre de 2004, así, como charlando con amigos en la mesa de El Cairo, sólo que frente a prestigiosos académicos y escritores de la talla de Carlos Fuentes y José Saramago, entre otros, pidiendo un indulto para las "malas palabras".

El Negro Fontanarrosa era un grande de la historieta. Sus personajes más famosos, Boggie el Aceitoso y el gaucho Inodoro Pereyra, franquearon las fronteras argentinas y se divulgaron en muchos países. No sólo publicó historietas sino numerosos libros que reflejan la cultura popular con un conocimiento profundo y reflexivo. Por sobre todas sus genialidades, el Negro era una gran persona, “canalla”** y rosarino hasta la médula (tan rosarino, que hoy me di cuenta, Negro, que no pronunciaste ni una "s" final); habitué del Bar El Cairo y su inolvidable “Mesa de los Galanes” - donde compartía anécdotas y charlas - amigo entrañable de “el Nano Serrat” - a quien hace referencia en estos videos.

En ese momento ya estaba muy afectado por una esclerosis lateral amiotrófica, que le ocasionó la muerte en julio de 2007, a los 62 años.

Esta noticia, aparecida en elsigloweb, relata las palabras de Víctor García de la Concha, académico de la RAE, al enterarse del fallecimiento de Roberto Fontanarrosa.

El titular de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, agitó ayer en pleno centro de Madrid una camiseta de Rosario Central que le regalara el Negro Roberto Fontanarrosa, en homenaje al fallecido escritor y humorista argentino.
“Cuando vi en el periódico la noticia, le he tributado un homenaje muy particular. Guardo como reliquia los recuerdos del congreso de Rosario y uno de ellos es la camiseta de Central que él me regaló; la he desplegado en homenaje a su memoria”, comentó García de la Concha.
El propio académico español comentó esa tarde a la emisora rosarina Radio Dos el inusual homenaje recordando que la casaca con los colores azul y oro a rayas verticales se la había regalado el propio Negro cuando compartieron una mesa en el Congreso de la Lengua, realizado en Rosario en 2004.
En su diálogo con el periodista Eduardo Conforti, García de la Concha recordó la modestia del dibujante cuando le encargaron, “muy sobre la hora”, aquella ya célebre ponencia sobre las malas palabras, “Vino al hotel a verme y me dijo: ‘Pero cómo voy a ser yo, que no hablo; yo pinto, dibujo, cómo voy a hacer un discurso académico’.
Me encantó aquella espontaneidad. ‘Haga lo que le salga’, le dije. Y fue una maravilla”, recordó.

“... de la Idem...”

Aquella vez en El Círculo, además de bromear sobre si las malas palabras eran malas “porque le pegaban a las otras”, Fontanarrosa jugó con el apellido del titular de la Real Academia. “Victor García de la Idem”***, le dijo. Luego, el académico recordó también que “en boca de Fontanarrosa, las malas palabras fueron deliciosas, creadoras, fulgurantes, destellantes”.

(*) mierda

** canalla - Hincha de Rosario Central, el club de mis amores.

*** concha - En mi país es una "mala palabra" que refiere a la vulva.



59 comentarios:

ev dijo...

Ah! lo conocía a Fontanarrosa y su ponencia de las malas palabras, me lo presentó un coterráneo tuyo amigo bloggero, enseguida lo admiré, gran tipo, genial.Igual el tema de la "concha". En cuestión de palabras uyy! mucho para decir
Beso Maracuyá

Groucho dijo...

GRACIAS SUSI, AHORA TENGO QUE IR A TRABAJAR, A LA VUELTA VUELVO A LEERTE Y COMENTARTE.
UN BESO GUAPISIMA.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Un genio de la sutileza.

Besos

Groucho dijo...

HOLA, SUSICUYA, SUBLIME FONTANARROSA, TENGO QUE RECONOCER MI GRANDISIMA INCULTURA (IGNORO MUCHO MAS DE LO QUE SE), NO LO CONOCIA, PERDON... SABIA DE SU EXISTENCIA PERO NO TENIA EL GUSTO DE CONOCERLO, COSA QUE HAS SOLUCIONADO TU, AMIGA, PRESENTANDOMELO... GRACIAS.

RESPECTO A LOS PUNTOS SUSPENSIVOS DE SU DISCURSO... EN EFECTO SON HIPOCRITAS TANTO COMO MI(*), SIN EMBARGO MI INTENCION ERA BUENA... NO QUERIA INUNDAR DE MALOS OLORES VUESTRAS PANTALLAS.
LA HISTORIA DEL TIO BERTO ME HA REVUELTO LA MEMORIA Y ME HE ACORDADO DE MI ABUELO MATERNO, Y ESCRIBIRE UN POST SOBRE LAS "MALAS PALABRAS DE MI ABUELO JESUS".
¿QUE SIGNIFICA COMEGATOS PARA LOS ROSARINOS?
CITO A FONTANARROSA:
"BELLAS MUJERES Y BUEN FUTBOL, ¿QUE MAS PUEDE AMBICIONAR UN INTELECTUAL?"
MARACUYA TU ERES UN EJEMPLO DE LO PRIMERO Y MESSI UN EJEMPLO DE LO SEGUNDO.
UN FUERTE BESO.

lisebe dijo...

Muy buen post mi querida Susi, estoy con Groucho.. "bella mujer intelectual"
Como varían las definiciones de un país a otro aun siendo el idioma el mismo!!
Excelente mi amiga querida!!

Por cierto hoy pásate por mi casita tienes tu poema en catalán!!!!

Muuuuchos besos multiplicados por mil

Luis Antonio dijo...

Me has alegrado el día con esta soberbia y divertida entrada, Maracuyá.

Me declaro acólito de Fontanarrosa y de ahora en adelante haré uso - fuera del aula - de todas esas palabras que acostumbro a reprimir por sabe Dios qué prejuicios no exentos de moralina...

También estoy dispuesto a comer "gato a la rosarina", si se tercia, porque ahí, intuyo, radica parte de la genialidad de algunos nacidos en esa excelsa ciudad...

Las tres palabras mentadas: "pelotudo", "carajo" y "mieRda" son harto conocidas, pero a partir de hoy ganan en relevancia.

Y los cubanos, que tomen nota, ni bloqueos yankis, ni historias, su problema es no decir MIERDA como Dios manda.

Besos regocijados y muy agradecidos

Dr.Krapp dijo...

Interesante pero no memorable.
Creo que era mucho mejor dibujante y escritor. Debe ser que estaba sometido a la obligada solemnidad del momento al lado de esa cohorte de esa cohorte de budas pelucones que le acompañaban en aquel acto.

Luis Antonio dijo...

Quiero matizar mi comentario anterior:

En el asunto de los tacos o expabruptos también hay que ser selectivo, como dice Fontanarrosa. Por ejemplo, no me gustan las blasfemias en general ni expresiones como "me cago en los moros", "me cago en la puta", etc. Muy típicas por estos lares...

maracuyá dijo...

Me alegra que lo conocieras EV...en latinoamérica es muy conocido Fontanarrosa.
Algún día me tenés que enseñar las "malas palabras" de Costa Rica.

Besos tuanix...

PD: A esa palabra hermosa, la uso bien, no?

maracuyá dijo...

Groucho, no sé es inculto por no conocer todo..es que es imposible!!! Como dice mi querida Borraeso, hoy aprende uno, mañana otro, en este intercambio de los blogs, no?

Jajaja...me haces reír con lo de inundar las pantallas de malos olores. Adoraré ese post del abuelo Jesús, lo espero ansiosa.

Te cuento, durante la crisis del 2001, los medios de Argentina(cuando no) llenaban las páginas y pantallas diciendo y mostrando algunas imágenes de supuestos rosarinos (cinco personas que después se deben haber comido un buen asado de vaca con lo que cobraban por aparecer) de los barrios marginales, cazando y comiendo gatos. Desde ese momento quedó la expresión rosarino comegatos, que tiene una connotación ofensiva...te imaginas cuánto se escucha en los encuentros de los clubes de fútbol de esta ciudad con los de otras, no?

A mí no me ofende para nada, me divierte, porque sé el trasfondo...astutos los rosarinos para paliar la crisis.

GRACIAS!!! por el piropo, hoy me lo tomo, y le haré honor...

Fue un placer dedicarte esta entrada de un rosarino entrañable, Grouchito.

Besooooos.

maracuyá dijo...

Viste Lisebe. A veces las palabras cambian el significado aún entre regiones del mismo país. Me ha pasado de hacer esa "metidas de pata", que al fin acaban en una carcajada y las disculpas correspondientes.

Lis...me has dado una gran emoción con tu entrada. Se siente todo el cariño que pusiste... Gracias!!! En un día un poquito complicado, me abriste una ventanita luminosa.

Te quiero mucho.

Besooooosssss, abrazo y todo mi afecto.

maracuyá dijo...

Juan, sutilezas de los ... y las *, jajaja.

Besitos

maracuyá dijo...

Luis, te noto entusiasmado con el vocabulario, jaja.

Soy como vos, digo algunas pocas y muy bien seleccionadas por mi moralina, pero justas, eh. Tené cuidado, muchas veces me han saltado hablando en confianza con alguna compañera delante de los alumnos, primeras sílabas y puntos suspensivos sonoros...ya te imaginas la mano cubriendo la boca y los ojos dibujando círculos...jaja

Ves que le conté a Groucho de dónde viene rosarino comegato y la carga expresiva que lleva...pero ese gato a la rosarina suena lindo, diferente...ya veremos. Y sigamos con el masculino, porque gata es otra cosa acá. Voy a contar un día, que me han dado ganas de escribir una entrada sobre esto de los significados regionales.

Estoy de acuerdo, hay que elegirlas y racionarlas...sólo así tienen verdadero significado. Con el abuso pierden expresividad.

Che...me están llenando el blog de malas palabras. Tápese la boca, profe.

Muchos besos rosarino(s)...no de gata, eh.

maracuyá dijo...

Totalmente de acuerdo Dr. Krapp, esto apenas es un tibio aroma de Roberto Fontanarrosa. Precisamente por eso quise situarlo en el contexto.

Creo que no le fue nada fácil, y se le nota. El Negro es muchísimo más GRANDE!!! Y si no, pregúntele al Nano.

SUSANA dijo...

El Negro! Patrimonio nacional!
(adoré a la Eulogia Tapia, muchacha fiel, celosa y enojera)

Qué bien este artículo Susy, desconocía la anécdota del titular de la RAE, sin dudas lo apreció.

Se me ocurre que aplicar las "malas palabras" es un arte, mi Amiga. Y como tal, tiene reglas no escritas (hasta lo que sé).
A veces un texto las impone, no hay remedio y cuando el autor escapa a ese "destino" o pretende reemplazarla con otro vocablo -más acomodado o gentil- pierde frescura, espontaneidad y hasta honestidad en algunos casos.

Creo que no podemos renegar-negar o condenar las "malas palabras", me parece un ejercicio tan inútil como usarlas sin freno, en demasía o en contextos inadecuados, donde pierden desde su razón de ser hasta su fuerza (y tienen fuerza)

Como todo recurso, depende quien las use,sin caer en la vulgaridad y con acierto.

Y compartamos (pleaseeee)este bocadito de Fontanarrosa, como presente a tu bonito artículo:

Mendieta - Dígame don Inodoro ¿usté está con la Eulogia por alguna promesa?
Inodoro - Mendieta, uno se deslumbra con la mujer linda, se asombra con la inteligente... y se queda con la que le da pelota.

Un besazo, más de uno, un montonazo para Vos Tocayita!

La candorosa dijo...

Sepa que ver los videos del querido Negro Fontanarrosa, ¡¡ha sido un placer en esta mañana!!!

Y apoyando la moción "Atender a la condición terapéutica de las malas palabras", me voy sonriendo gratamente de su blog, amiga!!

Abrazazos amplios!!

Otoño dijo...

Maru:

Muy bueno y merecido recuerdo a Fontanarrosa.

Volver a ver y oir su participación en el Congreso de la lengua me alegró el día.

Gracias.

Un Beso.

Gamar dijo...

Otro que habría que homenajear el 11 de septiembre.
Me sorprendió enterarme, no hace mucho, que el tipo era tremendamente tímido. Según cuentan, en la mesa de los galanes era de los que menos hablaba.
Un genio.
Te dejo un beso.

Nerina Thomas dijo...

Muy bueno amiga. Un olacer tu comentario. Desde todos los lugares. Un maestro EL NEGRO. Lo recuerdo con mucho afecto, contaba con una gran virtud: "la humildad" y fue lo que lo hizo grande, además de su talento claro.
Como a vos!!
te quiero amiga!!

Stanley Kowalski dijo...

Excelente post! Esos videos son antológicos, una maravilla!!

BESOTES HERMOSA!

Cris dijo...

Especialmente talentoso, querido y recordado Fontanarrosa. Quiero recordar una de sus frases.
"De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al nobel de literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro".

cristal dijo...

Todo un lujo haber podido escuchar a Fontanarrosa y su ponencia sobre las malas palabras. Gracias, Mara por compartir el disfrute de asistir a ese despliegue de frescura y espontaneidad.
Pienso lo mismo que él, no hay buenas ni malas palabras, sino palabras que nos gustan más cómo suenan que otras, y, en eso el lenguaje es muy machista, hay muchas más malas palabras femeninas que masculinas.
Un fuerte abrazo, preciosa.

Miguel Ángel Bruno dijo...

Hola Su, gracias por traer al negro Fotanarrosa a tu blog, es uno de esos tipos de los que me hubiera gustado ser amigo. Besitos de gato sin cocinar.

borraeso dijo...

A Fontanarrosa lo estoy descubriendo ahora, igual que a tantos otros.

Me pareció entender, en alguna de mis particulares búsquedas, que también colaboró con Los Luthiers tirando ideas y chistes sobre algún tema en particular...

Cuando encontré este vídeo me atrapó, como tú hoy al presentárnoslo. Me gustó su discurso, su forma, su acento, las risas, no ya las del público, que también, sino las risas de algún compañero de mesa agrandadas por los micrófonos...

Las malas palabras, como otras buenas o regulares, dan color a la expresión cuando se pintan en su sitio, sin dudas ni sobresaltos, en su momento, sin darle mayor importancia... si fluyen libres y con su entonación justa... o si van adheridas a un entrañable...

Besos van... conocen ya su camino y destino: coge los que quieras...

Juan dijo...

Susy

Fontanarrosa era un hombre genial, un artista que supo llegar al pueblo.

Fue muy merecido el homenaje que le hizo Víctor García de la Concha en Madrid al enterarse de su falleccimiento.

Un abrazo.

Juan Antonio

Colo dijo...

HOla amiga querida! Me encantó este post y más pq adoro al negro Fontanarrosa!
A mi me encanta el fútbol, será porque mis hijos juegan desde muy chiquitos! y quiero dejarte este video que me encanta, ralacionado a las palabras y el fútbol!

http://www.listao.com.ar/2009/01/cuento-de-fontanarrosa-eso-es-el-futbol.html

Un abrazote enorme y excelente finde!

América dijo...

Querida Mara me ha encantado este post,es ilustrativo,divertido y muy cercano a nuestras realidades,es un genio y a buen entendedor pocas palabras,y si son de esas mucho mejor,que bien nos entendemos aun por encima de las diferencias que se puedan dar por las distencias.....~~~~Besos,abrazo y afines .....!!!!!!!!

maracuyá dijo...

Divina la Eulogia, Susana…hay que aguantarlo a Inodoro, eh.

Es un arte, coincido con vos…hay que saber decir “malas palabras” para que queden elegantes. Y claro que no hay reglas, a cada uno le queda bien decir unas y no otras, en alguna ocasión y no en otras. Y pretender reprimirlas en ese espacio justo, justo donde van, hasta queda mal, vio Susi.

Coincido con el uso y no abuso…por el bien del sentido y la fuerza de las malas palabras.

El bocadito, GENIALl!!!...Ay, me trae algunos diálogos a la mente. Pero no los tengo textuales, ya voy a ver si los encuentro entre mis fontanarroseadas.

Besotes grandes, tocaya de muchos sustantivos y adjetivos.

maracuyá dijo...

Que placer que haya sido para usted un placer, Candorosa…y démosle a la terapia nomás, con sonrisa mejor.

Un abrazo

maracuyá dijo...

Otoño, qué agradable sorpresa!!! Vos me has alegrado el día a mí, encontrándote por acá. Gracias!!!

Un beso

maracuyá dijo...

No sé vos Gamar, pero yo estaría más contenta si homenajeáramos al Negro en vez de a don Domingo Faustino.

Sí, era tímido y se le notaba.

Besos

maracuyá dijo...

Es así Nerina…humildad, espontaneidad, talento, principios…un cóctel formidable. Ya ves los comentarios…era querible el Negro.

Gracias por todo tu cariño!!! Es mutuo, lo sabés, no?

Un abrazo con muchas ganas.

maracuyá dijo...

Qué suerte que los tenemos Stanley, para seguir disfrutándolos.

Besos buenísimos, de viernes!!!

maracuyá dijo...

Cosas del Negro Cris…y qué mejor que eso para un artista, el contacto con la gente, saber que disfrutaron su obra.

Muchos cariños.

maracuyá dijo...

Muy buena tu observación Cristal…y sigo encontrando coincidencias con vos, siempre me quejo del lenguaje machista.

Algunas palabras “buenas” tienen un contenido muy malo, no?...pero bué, cosas de la cultura.

Me alegra que hayas disfrutado a este personaje tan querido por acá…creo que seguiré poniendo entradas sobre él.

Gracias por venir Cristal…un beso graaande

maracuyá dijo...

Hola Miguel…me la jugaba que querías ser amigo de Fontanarrosa. Ya me los imagino en la mesa de El Cairo y el Negro de invitado en el Kafka…No me perdería esas charlas por nada del mundo, aunque me tuviera que transformar en la cucharita de café.

Jajaja…qué son esos besos. Me hiciste acordar, yo te los mando de admiradora de Gaturro…lo extraño a mi dulce…no hay más?

maracuyá dijo...

Borraeso, como te conozco un poquito sé que llegarás hasta el final…y estoy segura que te va a encantar.

Ahora que decís lo de Les Luthiers, me parece que sí, que un día escuché que le preguntaban a Fontanarrosa en un reportaje…y como siempre él lo minimizó.

Las risas de los compañeros de mesa sonaban bien espontáneas, no?

Totalmente de acuerdo con tu opinión sobre el uso de las “malas palabras”.

Los besos los tomo todos…perdona que no diga “cojo”, es que acá es mala palabra, jajaja. Pero como para vos no, si te apetece, coge todos los míos; envío muchísimos

maracuyá dijo...

Juan, qué bien que sabías de él. Llegó a todos los que lo conocían, era un grande, pero nunca se lo creyó…tenía mucho talento y sencillez. Ya ves que quien compartió algo con él, lo recordó gratamente.

Besos, querido amigo.

maracuyá dijo...

Colo…qué bueno!!! No me perdí la serie de Canal 7…los cuentos de Fontanarrosa hechos por esos actorazos. Si todo en la tele fuera de esa calidad, eh.

El cuento del Viejo es buenísimo…arte, arte…nuestro querido Central Córdoba y Eso? Eso es fútbol. Gracias por recordármelo.

Un abrazo, Colo.

maracuyá dijo...

Claro que nos entendemos América...y nos aclaramos cuando hace falta, y aprendemos y nos reímos, acortando distancias y salvando diferencias.

Fontanarrosa era un maestro en eso de entendernos entre amigos.

Abrazos cercanos y comunicados.

borraeso dijo...

También yo!!! Será posible??? Si lo hago a postas (a propósito) no me sale...
Sin embargo, leyéndote, me doy cuenta. El inconsciente, a veces, juega malas pasadas. Entonces, toma, agarra, empuña, dispón... ay que necesito sinónimos!... Qué cosas tiene el lenguaje!!!!

Besos y más besos, para ti, con todo mi cariño...

maracuyá dijo...

Jjajaj..no necesitás nada Borraeso. Vos lo podés decir, yo no lo diré.

Toma, toma, toma besooooooosssssssss, y cógelos también, qué tanto!!!

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por tu visita. Espero que me mandes las fotos cuando quieras, pero para mí son todas divinas!!!

BESOTES HERMOSA Y BUEN FINDE!!!

maracuyá dijo...

Jjajaja, gracias Stanley...no seremos todas Greta, pero muchas veces nos hacen sentir divinas.

Besos

"Nano" BARBERÁN ZANGARO dijo...

Que gran maestro....

Marcelo dijo...

Te lo diré de este modo Maracuyaza:
Si alguien me dijera que ahora mismo podría hablar con Gardel o el Negro, sólo con uno, hablo con el Negro. Una vez lo vi en un bar de Buenos Aires, tomando café (Clásica y Moderna) y pensé en encararlo. Pero qué iba a hacer, romperle las pelotas? Me gusta Central por él, el otro negro, Fito y Baglietto.
Un beso

maracuyá dijo...

Nano...menos mal que se lo hicimos saber durante todo el tiempo que estuvo aquí...no como siempre pasa, que el reconocimiento viene después de la muerte.

Gracias por la visita.

maracuyá dijo...

Qué lindo y emocionante modo de decirlo Marce.

Qué pena que no te animaste, te aseguro que el Negro iba a pensar que le rompías las pelotas. Al contrario, le hubiese encantado.

Cuando vengas por acá, vamos a ir al bar del otro Negro, en el barrio de Pichincha. Se llama así, el Bar del Negro, y es del hermano de una amiga, fana de Olmedo...qué personajes estos dos Negros rosarinos, no?

te gusta Central por Fontanarrosa, Olmedo, Fito y Baglietto...y por maracuyá, no?

Bueno, igual te doy un beso.

maracuyá dijo...

Perdón, quise decir "no iba a pensar"...es lunes y primavera, vio.

Tumulario dijo...

Susi, conozco poco de la obra de Fontanarrosa, quizas de lo poco que conozco fué su ponencia sobre las "malas palabras", acahquemoslo a mi educación pero todavía tiendo a peir perdón cuando no puedo evitar utilizar alguna, mis niños me regañan cuando alguna vez se me escapa alguna, "Papá, eso no se dice", pero en verdad es cierto que hay ocasiones en los que hay que decir "esto es una (*)", y que de mi estancia en su bello pais adopte la costumbre (mala costumbre) de cuando llegaba al punto de cabreo con alguien decir lo de "la (***) de su madre", y es que hay gente "pa to", hasta para hacer que a uno se le revuelvan las tripas hasta el punto de no ser capaz de tomar bocado, (baste decir que en un mes de trabajo en Buenos Aires perdí 12 kg de peso).
Pero bueno aquí estamops para hablar de otra cosa, no soy muy amigo del comic, pero intyentaré buscar libros de Fontarrosa para leer algo más.

maracuyá dijo...

Hola Tumu, ¿qué tal estás?.

Ésa ***, justo es la que yo no digo, jajja; pero no te preocupes, otras sí.

Estoy sorprendida con eso de que Buenos Aires te hizo bajar doce kilos...¿qué pasó?, aún atragantándote con los panqueques de Carlitos? Me gustaría mucho que me cuentes sobre tus impresiones "porteñas" ¿No son buenos recuerdos?

Son excelentes los libros de Fontanarrosa. Pero bueno, hay cosas que por ahí sólo las entendemos quienes estamos inmersos en esta cultura.

Visita la página del enlace, allí vas a encontrar los libros publicados.

Estoy contenta de que hayas venido. Un abrazo.

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por visitarme, querida amiga. Borraeso tiene razón, pero fue demasiado breve la primavera, verdad? Estoy muerto de frío, jajajaja!!!!

BESOTES.

Lady Pirata dijo...

¡Hola Hola Mara!
No conocía a Fontanarrosa, gran sentido del humor, eso es impagable.
Palabrotas se dice acá también, y opino que no existen "malas palabras", sino según el contexto donde éstas sean dichas, si se dicen con retintín, muchas palabras buenas suenan mal, ¿verdad?

Retintín... se dice en mi pueblo, es recalcar, y en ocasiones suena como a ironía.
Pues "concha", ya sé, ya sé... jajaja, García del "higo".
Que cosas las de las palabras, tengo que decirte más palabros de mi pueblo, recuerdo que te lo comenté hace meses.

¡Besotes Marita!

Stanley Kowalski dijo...

Mil gracias por el comentario que me dejaste. Con mucho gusto le damos un poco de sana envidia a Borraeso!
Aunque según me dijo, su otoño aún es cálido, jajajajaja!!!

BESOTES HERMOSA.

Miriam dijo...

Primero que nada, mis disculpas por la ausencia...
Pero sé que entenderás...
Que grande Fontanarrosa!! es atemporal... hoy o dentro de 100 años todo lo que dice y como lo dice tendrá vigencia.
Gracias amiga por estar presente en sentimiemto y pensamiento el 18 de setiembre!!
Cuando vienen a Bs. As.? me dieron ganas de un champancito con amigos...
MIl besos

maracuyá dijo...

Stanley...no digas nada. Es una pequeña venganza, porque ella está con el calorcito y nosotros....helados en primavera...jajaja.

Besos

maracuyá dijo...

Hola Lady. Te escucho, te escucho, retintín y García del Higo, jajaj.

Claro que tenés que enseñarme malas palabras en andaluz...a ver cómo suenan con acento rosarino?, jajaja

Opino como vos.

Gracias piratilla...un beso grandotote ¿y un mate?

maracuyá dijo...

Nada de disculpas Miriam, te estuve pensando y siguiendo con enorme placer.

Y no sabés las ganas que tengo yo!!! Ay...me matan. Si todo sigue bien, voy a un congreso el 8, 9 y 10...y me quedo hasta el 12...nos vemos?

Otros tantos besos champaneados.

Miriam dijo...

Por supuesto que nos vemos!!! no dejes de avisarme!!!!!!!!!!
Besitos