miércoles, 25 de noviembre de 2009

Impresiones sobre paisajes

Quebrada de las Conchas

Cuando contemplo la quietud de la inmensa roca encumbrada o la vastedad del mar en continuo movimiento, me sobrecoge una percepción de finitud y pequeñez que contrasta con la permanencia y la grandiosidad del paisaje, es como cuando observo un cielo estrellado lejos de la contaminación lumínica de las grandes urbes. Aunque sea en grado mínimo, llevamos siempre una cuota de egocentrismo que nos señala como referencia en el tiempo y el espacio. Es inevitable entonces, en medio de esa majestuosidad abrumadora, sentir los límites de la propia existencia.


Quebrada del río Las Conchas



El paisaje impone su superioridad apabullante, siento el paso de los siglos, quizás desde su mismo origen y mucho más allá del día final de mi vida. Es una sensación que desconcierta; maravillada y conmovida ante aquella majestuosidad, me disgrego de ella, tal vez por la imposibilidad de abarcarla desde el sentimiento de mi insignificancia.



Andes de Mendoza




Purmamarca




Tilcara




Paleta del Pintor - Maimará


En cambio con otros paisajes me sucede lo contrario. Siento que me guían hacia su interior, se entregan a mí, me atrapan y me integran. No tiene que ver con la belleza, ambos pueden ser asombrosos y fascinantes, son diferentes impresiones. ¿No les pasa?




Quebrada del Río San Lorenzo
Selva montana, perteneciente al bioma Yunga





Les cuento esto porque en la próxima entrada, cumpliendo una designación y recordando momentos imborrables, les hablaré de un lugar increíblemente hermoso, en el que he vuelto a experimentar esa recíproca posesión. Ténganme paciencia, las palabras fluyen sin orden todavía.

Imágenes de Argentina
Fotos mías, que me costó seleccionar. Quería poner un millón.

36 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Maracuyá, que placer me da ese don tuyo de describir y escribir los sentimientos frente a la maravilla que compartís con nosotros. Ya me ha sucedido, no muchas veces de quedarme inmóvil frente al paisajes y simplemente llorar sin poder decir nada, solo agradecer, eso me pasaba y esos lugares se me quedaron tan grabados como el sentimiento. También me sucedió lo contrario, fue hace poco en un lugar que amo, es el campo de mi amiga-hermana en Entre Ríos… estaba desolado, la tala, la ambición, me queda el recuerdo de los atardeceres en el monte y algunas fotos inmóviles.

Sí, algunos paisajes imponen superioridad y resultamos insignificantes frente a ellos, otros me atraen a la expedición. No lo había pensado antes, tenés razón nena…

Gracias por compartir, me doy cuenta que me fui un rato de viaje con vos.

Estercita

Las fotos las sacaste vos? Son preciosas!

ev dijo...

Preciosos lugares y textos.
Abrazo

maracuyá dijo...

Hola Estercita trasnochada...estás como Maracuyá, los recuerdos no la dejan dormir.
Me alegra que sientas como yo, no me siento un bicho raro.
Ay la tala, la destrucción y desolación...te invito a entrar en el link que está en el lateral El Jardín que se Pierde.
Sí, las fotos las tomé yo, si te hice viajar conmigo me da mucha alegría.
Gracias!!! me gusta mucho encontarte.

Besoooos

maracuyá dijo...

Hola tuanix...qué bueno que te gustó!!!

Besitos, Ev

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!1

Que bonito!!!!!!!!1

Que suerte teneis.


BEsos de admiración.

Dr. Krapp dijo...

Ese especie de "sentirse pequeños frente" a o "sentirse parte de", forma parte de esos insondables misterios de la naturaleza humana. El misterio no resuelto del espacio y el tiempo, algo que analizó muy bien Lewis Carroll en su obra magna.
Saludos Mara.

borraeso dijo...

Mara, podría tomar prestadas tus palabras para hablar de impresiones sobre paisajes y ¿por qué no? sobre personas e historias...

Me siento pequeñita leyéndote entre imponente nube perfumada de sensaciones miles, tomándome la libertad por otro lado de acurrucarme en tu hombro observando la proximidad de imágenes distantes.

Cambia la forma del paisaje y la percepción que de él tenemos, pero ahí están gigante milenario y jardín familiar, donde uno se pierde, donde uno se integra, no importa el orden.
¿Por qué no sentirán así los vanidosos destructores desoladores de todo?

Impresionan esas fotos... y cómo!!!... y se torna mi admiración en besos sin final, en colores, cantarines, juguetones, felices de saberse aquí...

P.D.: Tienes las palabras, lo sé, puedo olerlas ya... Como buena cocinera, encontrarás el punto justo en su preciso momento...

Releyendo mi comentario, que inicié hace mucho y me quedó arrinconado entre documentos varios, hallo el de Krapp y reencuentro a Carroll y me siento Alicia, sí, creciendo y menguando...

Qué cosas!!! Confundí un comentario con un libro que ya acabo.

Más besos...

joselop44 dijo...

Hola amiga, me alegro de tenerte de vuelta. me ha encantado la entrada de hoy, soy un gran amante de dar paseos por la naturaleza y las fotos que has expuesto son maravilosas.
Un abrazo.

América dijo...

Querida Mara bienvenida todo un placer recibirte,hermoso post,una delicia de recorrido y de imgenes de paraje absolutamente nuevos para mi,la naturaleza tiene tal fuerza que es capaz de recordarnos como nadie quienes somos,aunque nos empeñemos en destruirla.

Claro que lleva días volverse a organizar pero aquí estamos para leerte y disfrutar de tus crónicas y irreflexiones.

Un abrazo mu grande,,,,,,!!!!!!

maracuyá dijo...

Juan, te ha gustado? Gracias.
Pero mira que España Tiene unos paisajes muy bonitos también.
Besitos admirados desde Argentina.




Es cierto Dr. Krapp, ese misterio, no? Y sí, muy bien lo trata Carroll, gracias por recordarlo. Qué coincidencia que justo lo trajo nuestra amiga Borraeso, ando distraída, pero ahora que lo decís, pienso que es una mágica coincidencia.
Saludos




Borraeso, personas, historias, situaciones conmovedoras que producen emociones fuertes y reacciones diferentes…todas dejan algo que nos cambia. Como que te hayas acurrucado en mi hombro para compartir esto hoy, otras cosas ayer y muchas más mañana. Las imágenes pueden estar distantes, pero el sentimiento que inspiran es de cercanía.
Qué pena por los vanidosos destructores que no sienten más que el olor del dinero…y qué pena que su insensibilidad arrase con nuestros tesoros. Entraste al link del Jardín que se Pierde?
Amiga mía, ojalá me resultara tan fácil contar, como cocinar…igual que en la cocina mi próxima entrada necesita combinar los cinco sentidos, y no es fácil en las letras. Por eso lo anticipé, para tener que cumplirlo.
Hermosos besos recibí…y también como Alicia, creciendo y menguando entre emociones, vuelan los míos como mariposas…ésas que mientras te escribo están posadas en la maracuyá de mi balcón….vuelen, vuelen….

maracuyá dijo...

Gracias Jose, yo también de volver a encontrarte...sabía de ese gusto tuyo que comparto.
Un abrazo grande



Gracias América, es que me has dado una bienvenida tan afectuosa que la sonrisa dura todavía.
Es bonita Argentina, no? A menudo nos quejamos por tener que recorrer miles de kilómetros para conocerla...pero es que eso es nada cuando podés admirar lugares tan hermosos y variados.
Sé que Venezuela es preciosa también...el clima que va conmigo, si le agregamos que estás vos ahí...uhhhhh, todo dicho!!!

Un beso de sur a norte, bien cargadito de cariño

Luis Antonio dijo...

En tu país hay muchas cosas bellas, pero puestos a seleccionar, me quedo con el PAISANAJE, como decimos "acá", y con el PAISAJE. Quien los ha visto recientemente da testimonio de ello.

Estoy seguro de que esa entrada que nos anuncias y que te ha correspondido por designio nos va a complacer mucho porque, además de hacer las cosas muy bien, le pones eso que tanto te caracteriza: afecto cálido.

Un abrazo desde un otoño que tarda en consolidarse. Con lo "lindo" que es el otoño en su esplendor...

Gamar dijo...

Uff, cuanta hermosura. Por algo la tierra es de género femenino.
Quiero más.
Besos.

maracuyá dijo...

Bueeeno, esta paisana zambista y mateadora te agradece la elección Luis.
Veo que no sólo has desbordado tu retinas, sino que también incorporaste expresiones a tu lenguaje.
Mmmmmm, estoy casi segura que si releíste el comentario, has dicho En tu país hay muchas cosas beyas ¿sí?
Gracias Luis, ya veremos qué saldrá...de algo estoy segura, estará muy lejos de la realidad.
Un abrazo fuerteciiiiito para vos.



¿Qué sería de la Tierra sin el sol, no Gamar.
Jajajá, me hacés reír, pronto habrá más, pero tenés que contarme cómo van mis plantitas litoraleñas en la pampa...no hay excusa, es primavera.
Besos, Chiquito.

Gamar dijo...

Estoy ridículamente feliz, porque mis zarzamoras entrerrianas están dando un bol por día de ese riquísimo fruto.

maracuyá dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhh...yo también estoy feliz. Comparte, comparte, que el que come y no convida tiene un sapo en la barriga.

Besoooos

La candorosa dijo...

Puro embeleso ante sus fotos!!
¿Cómo entra tamaña belleza por mis ojos tan pequeños?

Sensaciones, emociones y hasta lo inexplicable por todo lo que usté nos ha presentado!!

Gracias!

Besotes!

Cris dijo...

Hermosos paisajes querida Maracuyá. Tengo recuerdos inolvidables de Purmamarca, del Pucará. Cuando llegamos a la Quebrada de Humahuaca, no pude contener las lágrimas de emoción, no te puedo explicar lo que sentí, tal vez haya sido toda la fuerza de la Pachamama, quién sabe. Me gustó mucho tu entrada, me alegra que estés de vuelta. Un abrazo.

maracuyá dijo...

Candorosa...no hay duda que su inmensa sensibilidad le vuelve los ojos enormes. Sus palabras lo dicen. Gracias.
Un abraaaaazo



Cris, las fotos de Tilcara, Purmamarca y Maimará fueron tomadas durante mi segundo viaje a Jujuy, en 2008. Del primero volví tan impresionada que "arrastré" a mis amigos hasta ahí...y fue igual o más emocionante. Me he prometido que habrá tres, me falta recorrer algunos senderos y descubrir todavía muchas cosas en esas ruinas preincaicas...claro que la energía y presencia de la Pachamama se siente ahí con toda su fuerza...comprendo tus lágrimas, he derramado las mías en ese lugar. Gracias.
Un beso.

Groucho dijo...

HOLA MARACUYA, HE QUERIDO VARIAS VECES COMENTARTE, PERO... ME HE QUEDADO TODAS ELLAS SIN PALABRAS.
POR SUERTE BORRAESO TIENE SUS PALABRAS Y LAS MIAS Y LAS PLASMA CON BELLEZA... NO PUEDO TENER MEJOR EMBAJADOR QUE ELLA, MUCHOS BESOS.

Stanley Kowalski dijo...

BIENVENIDA!!!!!!!!! Y volviste con todo! Bellísimas las fotografías, y lo que no alcanzan a transmitir, lo dijiste vos. Muy buena entrada!

BESOTES HERMOSA!!!!!!!!!!!!!

maracuyá dijo...

Grouchi, hola!!!
Gracias!!! Qué embajadora tenés, eh...un lujo. Te envidio, mirá.
Que no se enoje, te envío 105 besos.



Hola Stanley...ya terminaron los festejos? Y estás entero?...jajajá, besitos y muchas gracias!!!

SUSANA dijo...

Llegué a tu blog "fusilada" por el jueves...y acá toy, me dejaste ronroneando con esas fotos...sobre todo con el verde, el agua y la yunga (creo que necesito en forma urgente humedad, tengo las neuronas sedientas)

Valen Susy, las palabras en el orden que quieras, y si se rebelan no importa...están las fotos, también hablan.

Me encantó este paseo con Vos y desde ya, intrigadísima por lo que viene: "lugar increíblemente hermoso" me suena a agua y verde (sí, estoy monotemática, pero unos 8 o 9 meses sin lluvia y sumando el calor actual te deja en esas condiciones)(lamentables)

Jajajajajajá! Quiero un cocotero, un mar azul, un "agitado-no batido" y también...que me abanique!


Besos Mil Guapísimaaaaa y Bienvenida otra vez!!!!

Isol dijo...

Sabes al ver las fotos recordé algunos lugares y me enamoré de otros que veré en Enero,tus fotos son perfectas,y tus letras hablan del sentimiento que me invade ante la maravilla de este planeta tan perfecto en que vivimos y sobre todo de nuestro paraiso particular Argentino! todo me ha dejado casi sin palabras,bellisimo!!!!!!!!!!!
un abrazo,espero ese otro post!

cristal dijo...

Mi querida Mara:
Cuando te leo siento que son mías también tus palabras, respiran la misma emoción, el latido de una sensibilidad que nos hermana. Un mismo modo de sentir la naturaleza como un todo del que formamos parte. No somos ni más ni menos que el árbol que nos entrega toda su esencia, que la quebrada que nos enseña sus entrañas como abrimos nuestro corazón sediento de belleza y de amor.
Gracias Mara por ofrecernos tanta belleza vestida de palabras.
Siente tú también mi abrazo.

maracuyá dijo...

Su, saber que no estoy sola contra el paredón, ametrallada por los días y sus obligaciones, hace más llevadero el fusilamiento, qué tontera, no? Mal de muchos………………. Pero ánimo, ánimo que llegó el viernes, cargado de buenas intenciones aunque después no cumpla ni la mitad, jajajá.
Necesitás verde y agua? Ya está…volá a Rosario, antes averiguá si está operable el aeropuerto. Caen 100 milímetros en menos de tres horas, y así cada dos o tres días. Todo está de intensos verdes…pero ya podría salir el sol. Además verde de yerba y agua de termo siempre hay acá. Si en vez de un cocotero y un mar azul, te ofrezco un jacarandá azul junto al Paraná, no es lo mismo? Ya encontraremos quien nos abanique…y si no, no somos autosuficientes??? …jajá
Gracias tocaya….besos empapados y frondosos.



Isol!!!, me parece saber cual es ese lugar que conocerás en enero y te aseguro que vas a venir maravillada…espero que nos cuentes y traigas muchas fotos. Por ahí te encontrás con mi tocaya de arriba. Creo que yo también andaré en enero por la cordillera, pero un poco más al sur…seguiremos recorriendo esta extensa Argentina, que no nos alcanzará la vida para conocer tantos de sus rincones bellos.
Un abrazo a vos y a ese jardincito hermoso de la república…ay, quiero volver!!!



Cristal, tus palabras me llenan de emoción.
Sabés? Están tan lindos los árboles de mi ciudad, que cada vez que los veo pienso en vos…y digo, debería tomar una foto para que los vea Cristal...pero siempre pasa que cuando más hermosos los veo no he llevado la cámara.
Gracias por expresar ese sentimiento que nos hermana.
Muchos besos.

Nerina Thomas dijo...

La tierra colorada se advierte en tus paisajes disfrutados.
De no creer esta naturaleza nuestra y a tan poca distancia!! aunque a veces nos parezca mucha.
Nuestro país cuenta con ello y mucho más...............
un gusto disfrutes

Navegante Del Alma dijo...

Fusionarse con un paisaje es una de las vivencias mas fuertes que otorga lo natural. Poder hacerlo es ser dueño de la plenitud al menos mientras dura esa experiencia.
Te dejo besos mi tanguera amiga.

Stanley Kowalski dijo...

HOLAAAAAAAAAAAA MARACUYAAAAAAAAAAA!!!

Vengo a desearte un buen domingo y agradecerte el hermoso saludo de cumple que me dejaste!!

BESOTES HERMOSA!!!!!!!!

maracuyá dijo...

Ay, esa tierra colorada Nerina, qué añoranza...bueno, la distancia no es poca, pero es tan lindo recorrerla!!!
Besos, amiga.



Hola Navegante. Es cierto, una experiencia conmovedora.
Un beso entre quebradas tangueras.



Stanleeeeeey, gracias. Buen domingo y excelente comienzo de semana para vos. Me parece, o ya estamos a las puertas de diciembre?. Ayyyyyyyyyy
Besoooosssss

Miriam dijo...

I M P R E S I O N A N T E !!!
Que maravilla de paisajes y tus palabras a corazón abierto!!!!!!!!
Si todavía hay mas, Dios mio! que nos espera!!!!
VOLVÍ!!!! aquí estoy de nuevo con muchas ganas de compartir!
Mil besos

maracuyá dijo...

Miriam. Aplausos por tu vuelta!!! Ya sé de tu generosidad, siempre compartiendo.
Te extrañaba.
Un poco más habrá, estoy tratando.

Un abrazote lindo, de esos que tenemos la suerte de darnos cada tanto.

santiagodelrio dijo...

Una maravilla las fotos, los paisakes, los colores... Uno realmente viaja con ellas.
Te felicito.

maracuyá dijo...

Gracias Santi...pero colgá una cinta roja en el blog del Paraná, porque tus fotos me hacen morir de envidia insana.

Un abrazo.

Lady Pirata dijo...

Se llama el Síndrome de Stendhal, el hombre frenta a la Naturaleza descubre su pequeñez e insignificancia.
Unos pintores fueron a captar los colores, allá por el S. XIX (creo recordar) por las montañas de los Alpes y sintieron una serie de emociones desconocidas para ellos hasta entonces.

Ante cualquier obra pictórica también se siente ese vértigo (dicen), a mi me pasa más en la Naturaleza, Mara.

Disculpe usted mi ausencia, me voy y vuelvo, como las estaciones del año, como todo en definitiva.

Besicos

¡Muá!

maracuyá dijo...

Gracias bonita Pirata, mirá vos, no lo sabía.

Sí, la naturaleza es más contundente, es una obra de arte viva.

Yo a usted le disculpo cualquier cosa mire, siempre que vuelva.

Chuik, chuik