martes, 6 de enero de 2009

Mburucuyá


Sé que muchos lo saben, pero a menudo mis amigos me preguntan de dónde he sacado el nombre de mi dirección de correo y de la firma de las entradas en mi blog. Claro, en el hotmail sin acento (suena espantoso) y en el Blogger separado, quién va a reconocer a la maracuyá. Por eso vine a contar, para que los que no la conocen no se priven de ello.
El Mburucuya o mburucuyá guazú, nombre tupí guaraní, es una enredadera originaria de las zonas tropicales y subtropicales de América Cuando los colonizadores llegaron acá, prendados de la bella flor y en su afán por catequizar a los habitantes originarios de estas tierras, encontraron en ella la forma de la corona de Cristo y los clavos. A partir de entonces también se llamó Pasionaria, flor y fruto de la Pasión. No por sus propiedades afrodisíacas, que las tiene, sino por la Pasión de Cristo. Así entró en Europa.
Dice la Wikipedia "El nombre maracuyá —introducido a las lenguas europeas a través del
portugués— es una corrupción del guaraní mburucuyá, etimológicamente mberu kuja, "criadero de moscas", por la dulzura del néctar que resulta atractivo para el desove de los insectos"
"…recibió una interpretación
teológica, con los cinco pétalos y cinco sépalos simbolizando a los diez apóstoles (doce, menos Judas Iscariote y Pedro), mientras que los cinco estambres representarían los cinco estigmas. Finalmente, los tres pistilos corresponderían a los clavos de la cruz"
Uhhh….nada romántico mi seudónimo.
En muchos países se cultiva. El fruto, bastante ácido, tiene muchas propiedades medicinales, aporte de minerales y vitaminas y variados usos culinarios.


Había una mburucuyá en el terreno de la casa donde pasé mi infancia y parte de la juventud. Se puede entender a los colonizadores, porque yo pasaba horas admirando la flor, la encontraba hermosa, misteriosa y diferente a todas. No estén pensando que elegí el nombre porque me identifiqué con eso…nooooooo.
El caso es que siempre tuve cerca una maracuyá. Vivo en piso de departamentos pero en un barrio parquizado y a pocos metros hay una planta que se trepa a un gran árbol. En épocas de floración la maracuyá le regala sus flores, en las de fruto (ahora) lo mancha de bultitos amarillos (de esa planta son las fotos de mi Perfil y los frutos de arriba). Me traje una al balcón pero la idea no prosperó, tenía que sacrificarla mucho para que no escapara de los vecinos y además es verdad que el fruto atrae insectos. En Argentina no se cultiva, pero hay muchas silvestres por acá. En el camino entre mi casa y la escuela ella me acompaña y me apacigua. Esa flor me embruja, por eso la elegí…para no separarme de ella.
Antes mi seudónimo era maracuyá, pero un día, me partí en dos personas tan diferentes, tan incomprensibles una para la otra, tan sorprendentes para Susi que aún no entiende cómo podrá conciliarlas, que hasta el nombre se partió. Tal vez algún día las reúna y vuelva a ser maracuyá. No sé si podré, ni tampoco si querré.

Tupí Guaraní. Lingüísticamente, se reconoce como Familia Tupí-Guaraní a los asentamientos poblacionales de los CHIRIGUANO-CHANÉ en la zona de Orán y el Chaco Salteño (no es la zona de Salta que está en mis fotitos de las presentaciones, pero tengo, ya con tiempo las voy a poner) Provenientes de la costa del Brasil, iniciaron en el siglo XVI su penetración sobre el Imperio Incaico, al mando del portugués Alejo García. Ingresaron al Paraguay y luego invadieron Cochabamba y Chuquisaca en Bolivia.
PD: Me voy unos días por eso no los podré visitar. A la vuelta leo toooodo. No borren nada. Besos

44 comentarios:

Gamar dijo...

Creo que te conté que en mi infancia vacacionábamos en Entre Ríos. Recuerdo los caminos rodeados de Mburucuyá y el aroma que dejan en el aire. También los resultados de comer demasiados frutos, algunos verdes.
Descubrí hace poco que frente a la casa de mi hermano tienen una en el jardín y me gustaría tener una, pero en el frio no se dan.
Me hiciste recordar historias de esas vacaciones...
Gracias, te dejo un abrazo desde muy lejos.

mara y cuyá dijo...

intenta Gamar....qué pierdes con hacerlo? Será un oasis....y cuando tengas ceibo, mburucuyá y jacarandá iré a disfrutarlo. Lo prometo. Besitos desde la orilla

ev dijo...

Muy bonita la nota. Yo conocía el fruto pero no la flor y ahora que la has colocado aquí resulta que tengo fotos de la flor y no sabía como se llamaba. La fotografie en un mariposario seguramente por atraer ensectos la tenían allí. Es muy bonita, muy loca y diferente, a mí me encantó también, voy a buscar la foto debe estar en mi blog, y si no la subo. Excelente escogencia como identificador.
Que te vaya bonito en tu viaje.
Un abrazo

Otoño dijo...

Me encantó tu nota.
Me pareció muy didáctica y refleja la maestra que hay en ti.
Me retrotraje a mi infancia cuando niño solía salir del pueblo en busca de aventuras y me encontraba con Mburucuyá silvestres a la vera del camino. Enredada en los alambres y con su fruto al alcance de la mano.
En ese entonces no me parecía ácido.
Recuerdo que lo disfrutaba.
Gracias por el recuerdo y felices vacaciones.

Maria Varu dijo...

Susi, es un placer instructivo visitarte, sabía algún que otro detalle, pero tú me los has unido dando sentido y explicación a todo el conjunto.
En estos días que estarás fuera ojalá lo pases bien, aquí te esperamos sin perder nada de nada.
Un abrazo.

María

Miguel Ángel Bruno dijo...

Hola Susi, hay varias enredaderas en nuestro solar,crecen silvestres, aquí le llamamos Pasionaria. Cuando ase cerca de ellas te recordaré y la ausencia no será tan larga. Besitos floridos, quelo pases hermoso

mara y cuyá dijo...

Ev
me gustaría muchísimo ver esa flor fotografiada por vos...mmmm qué gusto! con las bonitas fotos que tomas. De haberlo sabido te la pedía para ilustrar la nota. Besos

Otoño
Ay, esas maestras que no nos abandonan nunca. Nos machacan en la escuela y además en el blog. Tal vez eras paciente y esperabas que maduraran bien. Me alegra haberte traído buenos recuerdos. Un cariño

María
Sí, a pesar de su extraña belleza la mburucuyá no es tan conocida en algunos lugares. Hasta hay gente por acá que ha visto la flor pero no sabe el nombre, por eso me decidí a poner la entrada. Gracias, prometo leerlos a la vuelta. Abraçada

mara y cuyá dijo...

Miguel....qué lindo mimo. Yo te recordaré cuando ande en la jungla de cemento hecha una mina diquera de zapatitos rojos. Ay, ya me imagino esas enredaderas en las sierras. Sí...Pasionaria, yo prefiero mburucuyá o maracuyá.
Besitos guaraníes.

mica87 dijo...

q locoo mira lo q vengo a encontrar! el año pasado tuve la suerte de estar por el noreste y conocer un monton de cosas.. entre ellas (casi) fui al parque nacional mbucuruyá, pero lamentablemnte no pudimos acceder por tormenta je, bueno me hizo acordar al viaje el titulo de tu post! muy lindo el blog..saludos!

micaa

mara y cuyá dijo...

Hola Mica
Gracias por venir. Esos esteros los tengo en la mira chamiga, que quien nunca fue a Corrientes no conoce mi país. Uhhh te pasó como a mí, estuve en el otro extremo, noroeste y las tormentas me dejaron sin ver Cachi, las Salinas y San Antonio...igual fue hermoso. Qué lindo es nuestro país y su gente. Besos

Adán y Eva dijo...

Muy lindo tu blog

faladomi dijo...

Seguramente debe desprender un olor de aquellos que no se olvidan.
Cuanto que condensa en ese nombre, ¿verdad? Cuanta historia, cuanto simbolismo....

Un abrazo

Dr.Krapp dijo...

Sabiendo como ahora sé que amén de proceder de tan ilustre, religioso y apasionado linaje tiene usted la curiosa peculiaridad de haberse demediado en dos mitades tal cual ilustre Vizconde; he optado como homenaje hacerle este comentario con tratamiento de usted y alejarme de las floridas formas del tuteo y el voseo propio de aquellas tierras trasatlánticas.

mara y cuyá dijo...

Adán y Eva
gracias, ya te visitaré a la vuelta. Saludos

Faldomi
un aroma de aquellos, para disfrutar en las siestas...amores o travesuras. Besos

Dr. Krapp
puede usted tutearme. Conservo sin mutilar la parte izquierda. No tenga miedo, voy vestida de los colores de la mburucuyá y si la he cortado es porque invadía a las buenas gentes. Claro, que Escorpio, de tacones altos y partida en dos, lo entiendo...pero no, no, le aseguro que no, nada que ver con el Vizconde. Mara y Cuyá tienen a su vez dos mitades y así hasta la infinita potencia. Basta sólo ver el blog. Un saludo para vos, desde este lado.

lisebe dijo...

Mi querida Susi:

Me hjace gracia, porque yo nunca me he preguntado de donde procedía tu nombre de url, conocía perfectamente, el fruto y la flor.Lindas como tú.

Ya vés yo también he utilizado el cambio de año, para poner la flor en el blog que le dá nombre a mi blog una flor de lis, aunque he de decirte que también es un juego de palabras con mi nombre.

Enacantada me tienes como siempre.

Muchos besitos linda.

mara y cuyá dijo...

lisebe
anoche he andado por ahí...y ohhhhhhhh, qué es esto? Me equivoqué de espacio...Me ha gustado mucho la flor que te identifica y además es de mi color preferido. No lo había relacionado con el nombre, pero claro...bonita como vos, y no es por devolver el halago eh.
Un abrazo lindo

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Me gustan las flores, pero no entiendo. La pasionaria es conocida, por supuesto, pero no sabía nada de su historia y de la relación tan directa que tiene con tu nombre virtual. Ahora, cuando tenga oportunidad de verlas, me vendrá a la mente todo lo que nos has explicado y la miraré de otra manera. Con admiración, cariño y emoción. Gracias por la lección magistral, clara y amena que nos has dado. No puedes ocultar que eres una MAESTRA con mayúsculas. Besos.

Tumulario dijo...

Gracias por el poquito de cultura, fijate que yo conocía la flor y el fruto y al conocerlo por nombres tan distintos (flor de la pasion y maracuya), nunca los había asociado.
Y por cierto, puedes coger lo que quieras, es una rincón abierto a todo@s.

mara y cuyá dijo...

Hola Luis
ya con un pie afuera ¡Ay, el tiempo que me llevó seleccionar los zapatos! Me satisface haber dado otro significado a mi querida flor. Referente a las mayúsculas no sé si es tan así...pero hoy lo acepto porque lo intento, lo disfruto, y soy muy responsable y preocupada en mi profesión. Claro, que no todos son logros. Gracias, molts petonets y hasta la próxima entrada...ayyyyyy

mara y cuyá dijo...

Tumulario
Puse la entrada porque me daba cuenta de esa disociación. Yo prefiero llamarla por su nombre original y por el que escuché por primera vez cuando le pregunté a mi papá cómo se llamaba. Igual Pasionaria es muy bonito.
Gracias por tu generosidad ¿Viste el arco iris? Besos

Vivi Crespo dijo...

me gusta la nota y el traer lo nuestro a la palestra.
te encontre siguiendo a gamar. buen blog. te seguire leyendo
buen 2009

Tumulario dijo...

Si, lo ví, ¿Sabes la historia cristiana sobre el origen del arco iris?, dado tu profesión imagino que si, pero si no me los dices y te la cuento.
Por cierto como no me des mas pistas sobre la tarea no podré localizarla y no quisiera que me suspendiesen alguna asignatura. (A ver que les digo a mis niños si me suspenden)

Colo dijo...

HOlaaaa, qué bueno saberlo!

Sabes, me recordaste mis caminatas por los caminos del campo porque en los alambrados que delimitan los terrenos y en los árnoles que crecen en las cunetas trepan las plantas de mburucuyá. Disfrutaba siempre el aroma de las flores y muchas veces juntaba frutos para comerlos!

Gracias por traerlo a mi memoria!

Un abrazote!

Tumulario dijo...

como me pediste y como me la contaron te la cuento.

Según la tradicion cristiana ( y puede que también la hebrea) el arco iris es una señal que Yahve puso en el cielo y que sale cuando llueve para recordar a todos el diluvio y en señal de su promesa de que nunca se volverá a repetir.

La verdad es que me gusta mas la tradición irlandesa pero bueno, como te lo dije pues eso.

Tumulario dijo...

Por cierto, ya te hice los deberes.

Luis Antonio dijo...

Barcelona y yo te estamos sumamente agradecidos por el detalle del reloj. Besos

Nerina Thomas dijo...

Felices vacaciones!! estes donde estes. Te tengo en mi corazón. O sea que estás conmigo.
A tu regreso nos vemos y compartiremos risas y emociones sanas.
un mimo al alma

Manuel Ángel dijo...

HOla Mara y Cuyá. Espero que el año te haya transportado hacia los mundos que persigues y añoras.
Creo que la vida sigue igual que hace nueve días y, sin embargo, todo parece diferente ahí afuera. Todo los trinos que este loro escucha desde su falso trono hecho de picón y cardillo son falsos y caranavalescos. Pero el caranaval esta muy lejos y sus bailes y chanzas inherentes muy recientes...
Me gusta el número nueve porque me recuerda al paraíso, aquel mundo que todos los pájaros llevamos incrustado en el más recóndito de nuestras infinitesimales neuronas.
Me gusta el número nueve.
Un besito, querida amiga.

Estrella del mar dijo...

Silvestre enredadera y bella flor azulada..misticismo cristiano.ve a mi blog latidos poeticos y al final veras la flor

América dijo...

jajaja,interesante e instructiva entrada en mi país le llamamos parchita....

mara y cuyá dijo...

Vivi
Bienvenida, gracias por tus palabras. Pronto iré a verte. Un cariño

mara y cuyá dijo...

Tumulario
gracias por la historia. Ya te he dado el certificado para los niños. Excelente

mara y cuyá dijo...

Colo...a ver si también el fruto de mburucuyá se parece a las tortas fritas y a los espejos....jajajaja
gracias amiga. Un beso grande

mara y cuyá dijo...

Barcelona, dile a Luis que es un gusto y la agradecida soy yo, a ambos

mara y cuyá dijo...

Nerina...qué celoso estaría el sol de la costa, lo empañabas. Un besote

mara y cuyá dijo...

Manuel
qué sorpresa!!! el nueve es mi número...una vez alguien aficionado a la numerología me dijo que sumara las cifras de mi fecha de nacimiento, completa (pero no te ilusiones, el año no te lo voy a decir) y luego las del resultado y así...NUEVE!!!! me sorprendí, porque siempre me gustó y cuando
leí las características de "los nueve" me correspondían muchas. sin duda los loros ven el paraíso, y lo cuentan!!! Besos

mara y cuyá dijo...

Estrella del mar
gracias por la visita. Sabes, no encuentro tu perfil...entonces me he quedado sin ver tu espacio y la flor...qué pena. Un saludo

mara y cuyá dijo...

América
qué lindo encontrarte acá. Te había escuchado en el programa de luz de gas. ¿Así que en Venezuela es parchita? mirá...nunca se termina de aprender. Gracias

azpeitia dijo...

Brillante excursus frutal...hoy he aprendido unas cuantas cosas más sobre la historia de la colonización, que me gusta estudiar y sigo...un abrazo de azpeitia

beatriz dijo...

Hola. Entré a la página para tratar de encontrar la receta para preparar dulce de mburucuyá. Y me enganché con las historias. Así q paso a relatar la de MI plantita. Apareció en el cantero y comencé a regarla sin saber que era. Cuando aparecieron las primeras flores, quise conocer su historia, que tiene connotaciones ideológicas además de religiosas. Es la flor de la revolución. En las hojas se adhieren los gusanos que se alimentan de ella y dp se adhieren a las paredes, transformandose en crisálidas y luego en mariposas naranjas y negras, del tipo de las monarcas. No lo creí hasta que lo ví. Mi hijo, investigador nato, conocía al gusanito y me hizo observar la evolución. Quería aportar este dato. Los INSECTOS que atrae esta hermosa planta, tb son tan bellos como ella. Cariños a todos. bea

mara y cuyá dijo...

Beatriz
Gracias!!! Sabés que todos los días paso frente a una maracuyá...y la miro embelesada. La semana pasada estaba llena de flores y vi las mariposas naranjas y negras. Muchas, me llamaron la atención. Ahora ya desde el lunes no tiene flores, se ha llenado de frutos. Algunos ya están maduros.
Tienes fotos? Si las tienes y quieres enviármelas, en el perfil está mi correo. Ser´´a un gusto ponerlas en mi jardín de maracuyá.
Infinitas gracias por tu comentario.

Besos

mara y cuyá dijo...

Oh BEATRIZ. He querido visitarte, pero no he encontrado tu espacio. Qué pena!!! Más besos

Anónimo dijo...

Muy bello blog. Comparto su sensibilidad estética y sus contenidos. He publicado haikus en mis primeros dos libros de poemas, me emociona Serrat y el tango. Leo haikus y paso música del nano en mi programa radial "Libernautas". Pero llegué a este sitio por la flor del mburucuyá: "Posadeña linda, pequeña flor de mburucuyá", reverbera en mis oidos la música envolvente de Ramón Ayala. La escucho siempre. Mi mejor amiga es paranaense y siempre hablamos de esta flor y del río, siempre el río, el eterno río.
Nicolás Tripaldi

maracuyá dijo...

Gracias NICOLÁS, por tu visita y por tus expresiones. "Mi pequeña flor de mburucuyá" me sigue regalando satisfacciones, como ésta de que hayas estado por acá compartiendo tantas cosas significativas para mí, el tango, el Paraná, Ramón Ayala...
Quizás puedas darme alguna referencia que me permita escuchar esa radio llena de promesas. Y si tanto te atrae la mburucuyá, te invito a buscarla en las etiquetas, encontrarás más.
Un abrazo.