sábado, 3 de enero de 2009

Vísperas desconsoladas

RETABLO DE SIGENA
FRANCISCO SERRA - SIGLO XIV
Museo Nacional de Arte de Cataluña - Barcelona

Cuando uno no ve irse a las personas, cuando las busca y no las puede encontrar, queda esa esperanzada ilusión de que un día cualquiera, el menos pensado, van a tocar tu puerta y te vas a fundir con ellas en un abrazo. Un abrazo que borre los años de ausencia, de silencios, de dolorosa incertidumbre. Un abrazo que diga - Te estaba esperando.


En el tiempo que te fuiste a otra ciudad, una vez por mes, siempre en viernes yo te veía desde el tren, en el andén y, cuando mi mano levantada decía acá estoy, se te borraba la ansiedad y tu sonrisa me anunciaba – Te estaba esperando. Entonces, en un apretado abrazo, desatábamos la alegría de volver a vernos.
Hace muy poco lo supe, ya mi corazón no tenía que dar saltos cuando tocaran la puerta, ya no iba a ver tu sonrisa en la estación ¿Cómo se hace para borrar de un plumazo el sueño que alimenté durante veinticinco años? Si no vi que te fuiste…
Pero vos, siempre generoso a manos llenas, me dejaste tantas cosas!!! El encanto de Serrat, tus hijos, tus nietos. Y yo les cuento; en el recuerdo vivo de nuestras horas compartidas, ellos que no te conocieron, te van armando y nos reímos como lo harías con nosotros si estuvieras.
Muchos abrazos nos dimos…¡qué lindo que pudimos! Abrazos dichosos, alborozados, jubilosos. Sin embargo hay dos que no quieren mezclarse con los otros, que sea aliaron en la memoria de mis sensaciones, únicos, diferentes.
……………………………………
En la infancia, nuestras mejores horas las compartimos en las siestas. Nadie interrumpía nuestros juegos. Sólo Isabel, aquella vecinita peleadora. Con voz bajita y misteriosa, ella lo dijo en la siesta de un cinco de enero, cuando la invitamos a juntar pastito para los camellos.
- Les digo que sí…son ellos. Busquen, van a ver que encuentran todo.
Esperamos que se fuera; comprobamos que todos dormían y subimos casi sin pisar los escalones de madera, la puerta del escritorio del abuelo estaba cerrada ¿qué hacíamos?...probamos…no tenía llave. Nuestros ojos tardaron en acostumbrarse a la oscuridad. Nada. Isabel estaba equivocada....o nos había engañado, siempre lo hacía, celosa de nuestra complicidad. De pronto te dirigiste a la mesa del rincón y te seguí. Una frazada tapaba un bulto enorme, tus manos no se detuvieron, la levantaste ¡Ay! Ahí estaba la Sissi Emperatriz, durmiendo en una caja su sueño de porcelana, mi sueño de princesas. Ahí estaba el mecano más grande que jamás hubieras imaginado esperando tu sueño de ingeniero. Y ahí estaba pisoteada la fantasía. Nos miramos y, callados, nos abrazamos un largo rato. No sé cuánto tardamos en tomar conciencia que debíamos bajar, pero sí sé que la chocolatada con vainillas tuvo ese día un sabor amargo, que la bebimos en silencio y en un tácito acuerdo nos fuimos a juntar el pastito para los camellos, y fue el regalo de Reyes que le hicimos a nuestros ilusionados padres a la mañana siguiente. Nunca más se habló del tema…quedó el abrazo.
……………………………….

EL GANADO Y LO PERDIDO
CARLOS ALONSO - Argentino

Muchos años más tarde, en un soleado otoño de Buenos Aires, nos dimos el otro. Largo y silencioso. Ni vos ni yo quisimos decir lo que intuíamos, era el último. Y ahí bebí el café más amargo de mi vida….y ahí quedaron pisoteadas las quimeras. Hasta mucho tiempo después no se habló del tema…quedó el abrazo.

A mi primo. Compinche, amigo, hermano del alma, desaparecido durante la Dictadura Militar a fines de los 70.

38 comentarios:

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

He leído estas narraciones con deleite y mucha emoción contenida. Sabes comunicar y llegar a lo más hondo del receptor. Muchas gracias por dejarnos entrar en tu memoria y en los afectos de tu corazón. Un abrazo

mara y cuyá dijo...

Luis, este tema es muy doloroso para mí y creo que para siempre estará teñido de mucha emoción, por eso te agradezco tanto que te hayas abierto con tanta sensiblidad para compartir mis sentimientos. Gracias. Un abrazo

ev dijo...

Si triste... pero bella memoria de niñez... y bien escrita. El abrazo queda.
Beso

Manuel Ángel dijo...

Maravilloso texto, querida amiga.
Las ausencia y la esencia. El amor y los recuerdos. Llega al corazón como los arcos iris de tus fotografías. ¡Muchas gracias por traerlo aquí!
Besitos.

Groucho dijo...

QUE ENVIDIA ME DAS, TIENES MEMORIA DE NIÑO, Y SABES DESCRIBIRLA COMO UNA ESCRITORA MADURA.¡¡QUE COMBINACIÓN!!
SALUDOS...

VIVIR dijo...

Que bien expresas tus sentimientos... cada día te conozco mas y mas me gusta...

Eres una privilegiada...

Un beso muy grande... preciosa...

faladomi dijo...

Precioso y triste relato

Un fuerte abrazo

mara y cuyá dijo...

Ev
Manuel
Groucho
Vivir
Faladomi
Gracias por la compañía y por apreciar este texto porque en él hay encerrados muchos años de mi vida...años felices y años tormentosos. Hay dicha y dolor, búsquedas, mordazas, incomprensión y dudas que jamás serán aclaradas. La desaparición de personas, en cualquier circunstancia, es una herida abierta que no para de sangrar, porque aunque un día te enteres que hubo un final, queda el vacío del tiempo de vida que no se pudo compartir, del alejamiento forzado y de la soledad, la incomunicación y el sufrimiento del ser querido. Un abrazo a todos.

Colo dijo...

Hola amiga del alma... cuánto amor en este relato... Qué lindo recordar a pesar del dolor que causa no?

Existió la misma complicidad con uno de mis primos con el cual conviví (vivíamos las familias en la misma casa, lo conté en un post) hasta que ya no estuvo...

No desapareció como en tu caso, falleció electrocutado una noche de Navidad... tenía 24 años...

Guardo sus cartas de cuando había hecho el servicio militar... guardo regalos... no es masoquismo, son recuerdos lindos...

Un abrazote y feliz domingo!

mara y cuyá dijo...

Colo...Colo ¿qué le pasa a esta piel mía que se llena de puntitos?...guardamos las cosas, sus libros, sus risas, sus sueños...no es masoquismo, es compañía, es tesoro...la vida sigue y la honramos, también por ellos. Amiga querida, el "libro de Colo" está en marcha....y hay prisa, antes de que sea tarde. El miércoles me voy unos días a ver a Sol y a la vuelta agoto la impresora. Te quiero. Un abrazooooote

Mucha de la Torre dijo...

APLAUSOS te engancho hoy domingo a mi blog

Otoño dijo...

Rosarina linda.
Me impresionó tu relato.
Me connueve la forma en que a pesar de tanto dolor tienes la fortaleza y la inteligencia de hacer prevalecer las cosas bellas como la inocencia y la amistad ante el horror de una pèrdida.
Gracias.
Un fuerte abrazo.

mara y cuyá dijo...

Mucha...Gracias!!! Igual sabés que estamos enlazadas por muchos hilos de sensaciones compartidas. Besos

mara y cuyá dijo...

Otoño
ya sabés, la flecha hacia arriba. Ya lo dije, hay dolor...pero también ha quedado la dicha de lo mucho y hermoso compartido y ha quedado una familia linda para vivir, recordar y disfrutar...y eso es la fuerza. Vos la encontrás ahí también, y lo expresás bello. Un abrazo

VIVIR dijo...

Yo desconocia ese dolor tuyo... ahora me explico como eres... lo grande que eres... a veces... no se... porqué... un dolor que hiere... se convierte después en algo grande... no se .... es tan dificil la vida.... y tan compleja... aunque en el fondo somos los propios humanos quienes nos la complicamos.... ¡con lo fácil que es!!!

Un beso gigante... "Campeona"

mara y cuyá dijo...

Juanjo...me emocionan tus palabras porque en ellas veo tu cariño. Pero mira, no soy ni más ni menos grande que todos los que transitamos la vida ¿quién no lleva un dolor? o más de uno. Sin embargo, y cómo tu lo haces muy bien, es la actitud conque enfrentamos las cosas lo que permite descubrir, también en las penas, ese algo que nos haga seguir sabiendo que el minuto siguiente nos traerá algo inesperado triste o dichoso, pero viviendo hacia adelante...vivir...vivir. Un beso grande de pequeña...recuerda 1,52

Gamar dijo...

Pocas veces me emociona un relato.
Lograste transmitir sensaciones de todo tipo.
Veo que somos colegas, me alegra que existan alumnos cercanos a ese talento, ojala lo transmitas.
Durante todo el relato pense que eras hombre, seguramente es porque lograste ponerme en el papel protagónico, así me sentí, sentí los abraos.
Muchas gracias.
Un saludo desde muy lejos.

mara y cuyá dijo...

Gamar
vaya...eso sí que es la primera vez que me lo dicen, no digo yo que a cada momento la vida nos trae lo inesperado. Nunca escribí desde el lugar de hombre, estoy tan posicionada en el de mujer que no me saldría...pero bué, vos lo has sentido y tu opinión me da una nueva mirada de mí misma, eso es rico....y que te hayas sentido protagonista y los abrazos!!!! uhhhh es que no sé que decir....me gusta, pero sobre todo te lo agradezco. No sé si la intuición o el shynistat me fallan, pero creo que en pocos días estaré en el muy lejos cumpliendo un sueño. Saludos desde la orilla del Paraná

lisebe dijo...

Ay Susi !!

De los relatos que he leido tuyos este es el más triste que he leido, y me ha costado acabarlo, no creas, a veces no son las distancias las que desunen, ni la apatía la que se aburre, sino como en el caso que explicas, el recuerdo es el que percibe la ausencia, de alguien que quieres y que no está.

No soy la más indicada para hablar de este tema, pues ya sabeis la mayoria que hace tres meses perdí una de las personas más importantes de mi vida mi papa, pero hace un año a una amiga muy entrañable, todo junto hace de estos dias unos dias tristes en vez de ser alegres, pero es la vida, y hay que sobreponerse ante las circunstancias.

Me encanta como escribes Susi y me has hecho rememorar en un momento recuerdos aparcados a propósito, pero que al fin y al cabo son parte de la vida tambien.

Muchos besos mi querida amiga.

mara y cuyá dijo...

lisebe querida. Muchísimo lamento tus pérdidas y no sabés cuánto quisiera ser por lo menos una gotita de alegría dentro de tu pena, pero sé que a los duelos hay que vivirlos hasta el fondo de uno mismo, cómo vos decís son parte de la vida y los amigos sólo acompañan de la mano y en silencio. Sabes que de ti no me desune la distancia, que ya nos hemos dado la mano las dos y no nos vamos a soltar. Una forta, molta forta abraçada amiga estimada.

Juan dijo...

Mara y Cuyá

Tu sensibilidad y tu amor se han unido para interpretar un recuerdo emocionado de tu primo y de vuestra amistad y cariño durante una hermosa etapa de la vida de ustedes.
Ésta es una lección de vida. Qué nos ha deparado hasta ahora y qué en un próximo o lejano futuro. Cómo hemos podido o podremos soportar esos tristes y duros avatares.
Cómo quedarán grabados para siempre en nuestra alma.

Sólo se podrá entender por el profundo amor que genera nuestra alma y por los tesoros maravillosos que poseemos y que tenemos que repartir entre nuestra familia y entre todas las personas que lo necesitan.

Un fuerte abrazo y te deseo un Feliz Año Nuevo lleno de Salud, Paz, Amor y Prosperidad.

Juan Antonio

mara y cuyá dijo...

Juan
qué alegría tu vuelta! Como has sabido comprender nuestros años juntos fueron maravillosos...luego, ya lo sabes. Nadie podrá borrar los primeros ni los segundos. Sin embargo, en mi memoria prevalecen los recuerdos felices y los comparto con su familia que me da mucho, mucho amor.
Gracias por tus buenos deseos. Sabes que son mutuos. Y ya te voy a contar qué sueño a punto de cumplir me trajo el Año Nuevo...Un gran abrazo

RECOMENZAR dijo...

Estaba terminando de poner el video cuando apareciste..te dejo besos y gracias desde Aqui un lugar en Miami

mara y cuyá dijo...

Besos Mucha, alguna vez tenía que llegar primera.

VIVIR dijo...

Mara y cuyá.... aunque no se que significa ese nombre compuesto todavia.... me da igual.... corazón mio....


A mi la gente me gustan por dentro... eso es lo que me vale de la gente .... ¡lo que vale por dentro! ¿el exterior?... que le den mucho por el c..... eso no sirve "pa ná"... que si esta buena... que si esta bueno.... ¿¿¿pero en realidad con que se vive....???.....

A mi lo material no me dice nada....

Marysol dijo...

Preciosa amiga, como siempre, emocionada de leerte, tienes el poder de llegar profundamente con tus letras. Te deseo lo mejor en este año que se inicia y que tus sueños más preciados se cumplan.
Un abrazo en la distancia y siempre contigo.

mara y cuyá dijo...

Juanjo....coincido con vos!!!!
Ahí te expliqué lo de mara y cuyá.
Besos

mara y cuyá dijo...

Gracias Marysol
cuánto se te extrañaba!!!
También todos los buenos deseos para vos.
Un sueño está a punto de cumplirse, y ni yo misma lo creo. Ya lo voy a contar en el blog, pero te doy una pista. No sé si nos podremos dar el abrazo en vivo...pero será desde más cerca.
Besitos litoraleños

Nerina Thomas dijo...

Que bello cuento, basado en tu realidad de vida. Para ser seleccionado en un concurso amiga!!
te quiero

Luz de Gas dijo...

Me acabas de dejar con lágrimas en los ojos, siento que tuvieras que pasar por esa situación lo siento de corazón, tuvo que ser un dolor tremendo.

Un abrazo y a ver si en febrero en el próximo programa podemos charlar contigo si tienes micro, me haría mucha ilusión.


Me lo apunto no se me vaya de la cabeza que la tengo fatal.

mara y cuyá dijo...

Gracias Juan
lamentablemente muchas familias argentinas tuvimos que pasar por esto. El dolor, la incertidumbre y la esperanza prolongada por años.
Gracias por la invitación, tengo micro, ahora tengo que bajar el chat de voz de gmail. Me voy de vacaciones y vuelvo el 5 de febrero, ojalá esté a tiempo, me encantará. Un abrazo

azpeitia dijo...

Hermosos recuerdos que guardamos en nuestra alma...que son nuestro tesoro que nunca olvidaremos...muy bello...desde azpeitia

mara y cuyá dijo...

Azpeitia
atesoro recuerdos porque lo que he vivido soy yo misma. También tengo muy claro que lo que la vida me depara es sorprendente, que lo espero y que crecemos a cada instante. Un saludo desde Rosario

mara y cuyá dijo...

Nerina
gracias...aún me cuesta hablar de este tema. Ansío el encuentro con vos. Un besito

Marga Fuentes dijo...

Mi querida amiga: te he leído y el corazón se me ha encogido, no por desconocimiento de nuestra historia, para nada, pero cuando me entero de alguien cercano, en este caso tu, me quedo pensando en le horror vivido en nuestras dos orillas y todo vuelve a mi memoria. Fue tan horroroso...en el tuyo, peor que en el mío pero horroroso para ambos. Que nos quede el amor y la sensibilidad a flor de piel.
Te mando un beso muy fuerte amiga. Sigo tu camino con mucha atención.
Un abrazo,

mara y cuyá dijo...

Marga
sé que lo comprendes. El horror es el horror y no se agiganta o empequeñece por los seres queridos. Sí el gran dolor de la pérdida y la incertidumbre.
Te agradezco que hayas venido a compartir esto conmigo. Sabía que lo sentirías como me lo cuentas.

Un gran abrazo

"Nano" BARBERÁN ZANGARO dijo...

No vale..porue metes un link y yo tampoco pude ver bien las últimas palabras por la humedad en mis ojos..

maracuyá dijo...

gracias Nano...muchas gracias.

Me reconforta saber que dentro de muy poco, podremos tal vez darnos un lindo abrazo, Yola, vos y yo. Me gustaría mucho.

Te envío un adelanto, con mucho cariño.