jueves, 4 de junio de 2009

Primera vez. II

BODEGÓN CON HIGOS
LUIS EUGENIO MELÉNDEZ - España


Continuación
II
- Pero mami, ¿por qué? No conozco a nadie. Si ya dijeron que pasaba.
- No. Tenés que ir a la escuela. Falta todavía un mes y no podés perderlo. Siempre hay mucho que aprender.

Aquella mañana se levantó sin ganas. Con ese malestar en el estómago, peor todavía que el de los higos calientes. No pudo saborear a gusto el mate cocido que tan rico preparaba la abuela, ni el pan casero untado con dulce de leche, una delicia que apreciaba como pocas.

Llegaron hasta la escuela caminando en silencio. Un silencio que se hacía todavía más pesado en medio del bullicio habitual de la hora de entrada. Afortunadamente no tuvo que ir a la fila, antes había que completar unos formularios en la Dirección. Pero el momento llegó; de la mano de su mamá, quien iba hablando animadamente con la Directora, se dirigieron al aula.
La señorita Emilia salió presurosa y le dio la bienvenida con una sonrisa. Estaba advertida de su llegada, porque la trató por su nombre sin habérselo preguntado.
Pronto supo de la curiosidad que, el hecho de estar ahí, causaba en los niños. Era “la nueva” y por si fuera poco llegaba desde la ciudad. Sintió cincuenta ojos ávidos, penetrantes, sobre su pequeña figura. Mientras su mirada abarcaba los listones encerados, que se le tornaron infinitos y movedizos, quiso esconderse entre las tablas impecablemente marcadas del guardapolvo, quiso cubrirse entre los bucles prolijamente armados. Pero ya la mano de la señorita Emilia la conducía al cuarto banco de la tercera fila, presentándola a sus nuevos compañeros.

Al rato, cuando todos trabajaban y ella se atrevió a mirar a su alrededor, lo vio. Estaba de espaldas en el primer banco de la fila contigua. Sí, era él. Tuvo una sensación de alivio, de confianza. Su amigo de las siestas estaba cerca, en la misma clase. Tocó el paquete de galletitas que la mamá le había puesto en el bolsillo, segura de que ya tenía con quien compartirlas.
En breve, esa certidumbre de protección se disipó. Cuando sonó la campana para el recreo, salieron y él no dio muestras de notar su presencia. Corrió con los otros chicos a jugar a las bolitas, entre las flores azules que el jacarandá derrochaba bajo su sombra.
Y ahí quedó ella, rodeada de niñas curiosas que le hacían mil preguntas, acariciando las galletitas que no salieron de su lugar. Ahí, sin comprender.

Ya no fue tan contenta esa tarde al terreno de atrás. La siesta se volvió aún más quieta en su sofocante soledad. Sin embargo a la hora habitual, él llegó; traía caramelos de leche para compartir.


Así se sucedieron los días. La escuela y la siesta eran dos mundos lejanos, dos escenarios muy distantes entre sí, con otros protagonistas. En uno se ignoraban totalmente; en el otro era la alegría de encontrarse compartiendo pasatiempos de niños. Ella se acostumbró y se prestó al juego. Sin preguntas ¿para qué?

Habían pasado dos semanas, desde su llegada a la escuela, sin cruzar una sola mirada. Entonces la señorita Emilia, después de un recreo donde cada uno jugó con sus amigos, completamente desinteresado del otro, dijo:
- Vamos a copiar una poesía.
Y con su envidiable y perfecta caligrafía, comenzó a escribir:


La Higuera
de Juana de Ibarbourou


Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,
yo le tengo piedad a la higuera.
En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras…



A estas alturas, mientras la tiza se deslizaba con firmes trazos sobre el pizarrón, ella se animó a mirar. Y se encontró con sus enormes ojos negros, bailándoles a los suyos una sonrisa.

Y fue la primera vez que supo de esa dulce complicidad, de esa mágica contemplación enlazando secretos. El primer instante en que tuvo esa maravillosa sensación, que durante el resto de su vida reconoció como una profecía, anunciándole que le volvía el amor.


Creo que continuará, pero no puedo prometerlo.
En mis Caramelos Surtidos, la poesía La Higuera, completa. Y más de Juana.

72 comentarios:

Luis Antonio dijo...

Recuerdo también haber pasado por la experiencia de ser el nuevo. ¡Menudo trance! El buen saber de la “señorita Emilia” de turno puede hacerlo más o menos llevadero...Me encanta esa separación de la vida escolar y de la personal. Los secretos compartidos crean vínculos sagrados. Es más que suficiente alguna que otra mirada de complicidad como la que nos regala el final del relato para mantener la alegría de vivir. Después, el reencuentro junto a esa frágil higuera, testigo mudo del secreto de ambos...(En esta ocasión discrepo de Juana de Ibarbourou, la higuera es frágil y endeble, pero no fea... Además tiene la virtud de la discreción.)

Muy lindo, Maracuyá.
Muchos besos y felicidades

ev dijo...

Si muy lindo, y una niña muy precoz y pasional, yo a esa edad no pensaba en hombres (JA! es bromeando).
Beso

alicia susana baigorria ligorred dijo...

en primer grado, el niño bonito que gustaba a todas las chicas de 6 años, se llamaba JORGE-
Jorge era simpàtico, divertido y ademàs cantaba.
La señorita se deleitaba cuando Jorge pasaba al frente e interpretaba una cancion. Y no era una canciòn cualquiera....Jorge cantaba tangos!!!!
De la memoria de los dulces recuerdos, me has hecho rescatar a "Jorge"
Un beso.
Alicia

América dijo...

MARACUYÁ!...
MI DULCE MARACUYÁ,PRIMERO HE RECORDADO ESA TORTA DE PAN QUE HACE MI MADRE,JAJAJA Y QUE HACIA SOBRE TODO CUANDO ERAMOS PEQUES,UN OLOR QUE ME LLEVA ATRAS DE UN SOPLO,PRECIOSA ENTRADA,TAMBIEN HE SIDO LA NUEVA COMO OLVIDARLO,PERO CON ESE POEMA ME VOLVI NADA,ESA COMPLICIDAD QUE TAN BIEN RETRATAS,EL AMOR QUE SE ASOMA TIMIDAMENTE ,SUAVEMENTE,FELICITACIONES QUERIDA ESPERAMOS Y RECIBIMOS UNA JOYA DE POST.

Gamar dijo...

Y hasta se podría pensar que fue casual que la señorita les mostrara esa poesía sobre la higuera.
Si no se piensa en ello, uno puede llegar a pensar que nadie digita esas casualidades para que se den.
Bella, bellísima historia mujer.

borraeso dijo...

Me gusta la historia, que sabes emocionar... pero sin esa mirada de complicidad final le habría yo explicado algunas cositas al muchachito: dos mundos diferentes y un secreto requieren mucha mucha complicidad... y más brevas y más higos...

Aquí nuestro dulce de leche era la leche condensada... dulce y viscosa, entre blanca y amarilla, extendida y escapando de las rebanadas de pan, bañándonos los dedos... ¡qué recuerdos!

Un beso grande, grande... de 3 cifras...

SUSANA dijo...

SsssssUssssssY! Me la veía venir!
Naturalmente, disparaste varios resortes, sobre todo con Juana de Ibarbourou, Juana de América, mi primer poema frente a un micrófono.
Quiero rescatar dos elementos simbólicos: las galletitas en el bolsillo y la “dulce” complicidad.
Creo que es buena cosa guardar un paquete de galletitas y caramelos de leche, nunca se sabe cuando los necesitarás. En cualquier momento, en cualquier esquina, tropezamos con un par de ojos cómplices, esos que nos “saben” y “adivinan” los secretos…
A veces, las profecías se cumplen…

Dos mil quinientos ochenta y seis besitos más IVA para Vos Preciosa! Y muchas Gracias por este bello Yesterday!!!

Dr.Krapp dijo...

Es probable que lo que te voy a decir te suene a frivolidad ya que tu bonito relato estás escrito con morosa delicadeza cuidando todos los detalles. A lo que iba, la historia me recuerda a Grease, la película; ya que como en Grease la adolescencia es un período casi esquizofrénico escindida entre la vida familiar, la vida sentimental y la vida social. La inseguridad adolescente tiene un miedo casi aterrador a que se mezclen esos mundos y necesita disimular de manera imperiosa, dentro de cada uno de ellos, la existencia de los otros.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Que tierna historia y que de recuerdos me has traido.

Yo por lo menos no tuve que ir a una clase de nuevo, estuve todos los años con los mismos compañeros, de vez en cuando aparecía uno nuevo.

Aún así tenía muchas veces la sensación de ser un forastero

Besos

maracuyá dijo...

Sabes Luis, aquella niña era excesivamente tímida; y esa sensación de llegar "nueva" a una escuela, le quedó tan grabada que ahora cuando recibe a un "nuevo", la recuerda con mucha ternura...y trata de contenerlo. Afortunadamente, los niños, lo superan rápido.

No sé si a Juana le resultaría fea la higuera, o ha sido un recurso para escribir esa bella y perdurable poesía por la cual comencé a conocerla.

Sí, los secretos compartidos crean mucha intimidad.

Más besos, Luis.

maracuyá dijo...

Ev, me haces reír con lo de precoz y pasional. Si supieras a qué edad esa niña se enamoró, nos reiríamos juntas...hacía rato que no era niña, jajaa.

Un besito.

Luis Antonio dijo...

Porque lo has vivido, tengo la certeza de que los "nuevos" tímidos encontrarán en ti los brazos abiertos.

Más besos

maracuyá dijo...

Qué lindo lo que contás Alicia!!! No sabés lo que hubiera dado por ver a Jorge cantando tangos. Me muero!!! Cómo no iba a ser la atracción de las chicas?

Me alegro que hayas rescatado recuerdos ¿Por qué no los contás?

Un beso grande

maracuyá dijo...

Para mí son tan lindos los recuerdos de la infancia América. Como vos decís, guardan olores, sabores y sensaciones de descubrimiento, muy difíciles de repetir.

Creo que aquello no se parecía mucho al amor de un hombre y una mujer. Pero sí a esa complicidad de secretos compartidos que, sin duda, debe tener el amor.

Gracias América, un abrazo enorme para vos.

maracuyá dijo...

Gamar. Con el tiempo yo he sabido que no fue muy casual lo de la señorita Emilia...o al menos, yo lo creo. Había una mamá maestra, y los ojos de otra, que bien escondidos, miraban las siestas. Cómplices.

está creciendo el ceibo?

Besitos...

maracuyá dijo...

jaja, Borraeso, se te adivina el tonito cuando decís le habría yo explicado algunas cositas al muchachito...es que si fuera ahora, tal vez, pudiera hacerlo. Aunque no creas, sigo siendo tímida.

Bueno, es que la leche condensada, es un paso intermedio antes del dulce de leche. Mmmmmmmmmmmmm, qué rica!!! Ya me voy a abrir una latita, me encanta, con la cuchariiiita. Me tentaste.

Cómo tres cifras. Yo ya voy por cuatro...van.

maracuyá dijo...

Susi. Lo tenés grabado en la Cueva a ese poema? Ya me voy a fijar...y si no, qué esperás para hacerlo!!!

Tenés razón. Siempre hay que tener un dulce para compartir. Nunca se sabe...y tiene mucho de verdad aquello de que muchos hombres piensan con el estómago, jajaa

¿Cuántos cerebros tiene un hombre?

Muchos más besos para vos, cálida voz.

maracuyá dijo...

Gracias Dr. Krapp. No, no es frívolo tu comentario. Es muy cierto lo que decís, pero esos niños tenían nueve años. Aunque también puede ser que mucha inseguridad; todo era muy inocente, pero ya sabés que en aquellas épocas vivíamos cargados de pecados.

saludos

maracuyá dijo...

Juan, Luz de Gas. Mirá, para mí, esa fue la única vez de llegar nueva a una escuela, de niña claro.
Pero eso de sentirme forastera en terreno conocido, lo he vivido muchas veces.

Un beso grande, Juan.

maracuyá dijo...

Claro Luis, con los brazos abiertos. Siempre y cuando pueda yo vencer la propia timidez que, a veces, actúa como un espejo. Entonces nos encontramos, niño y niña nueva otra vez.

Otro beso.

"Nano" BARBERÁN ZANGARO dijo...

poquito a poquito estoy leyendo esta historia...

Me gusto..Me hizo acordar a las historias de Alma Maritano

SUSANA dijo...

Mi Querida Amiga:

La Higuera fue el primer poema que recité frente a un micrófono en mi colegio primario de Río Cuarto! Desde esas épocas viene el berretín! (Con el cabello tomado en dos colitas y las piernas flacas como el teru-teru)

¿Cuántos cerebros tiene un Hombre? Por supuesto que 2!!!!!! (Después de tu testimonial, ¿qué mujer en su sano juicio lo pondría en duda? Yo no!!!! Jajajajajajajá!) (Desbarrancó la teoría de nuestro Amigo Marcelo)

Muchos Besitos para Vos, Divinaaaaa!!!!

maracuyá dijo...

ay Nano, qué halago me has hecho.

Alma Maritano, qué más quisiera? me da pudor que lo digas.

Gracias Nano. Para cuándo El Cairo?

Un beso grande

maracuyá dijo...

Susana. Me gustaría mucho escuchar a Juana de América en tu voz. Alguno de sus poemas, pensalo. Mirá que yo casi me estoy animando a recitar uno de Gabriela Mistral.

Su, vos sabés que me parece que me olvidé de uno...creo que ahora pienso que tienen tres. No había tenido en cuenta el estómago. Y vos me lo hiciste recordar con las galletitas y los caramelos de leche. Entonces quedaríamos en abajo, arriba y al centro. Vaya que son inteligentes los hombres!!! Y nosotras con sólo uno, a la izquierda, rojo y latiendo. Sexo débil.

Qué dirá Marcelo? Seguro que me querrá desilusionar...pero no, no, son tres.

A aprender a cocinar amiga. Lo siento!!!

Besos, tocaya.

maracuyá dijo...

Ah, y si alguien quiere aportar sobre cuántos cerebros tienen los hombres, que ayude por favor....qué intríngulis!!!

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Yo siempre tengo entendido que uno, pero bueno.

maracuyá dijo...

Mira Juan, a mí no me convence...pero bué. En todo caso diré que uno "cabecilla" y otro subordinado ¿Cuál es cuál?

Colo dijo...

Hola amiga! Me atrapó tu relato, claro que leí hoy los dos...

Te imaginé en esos momentos... me dio mucha ternura....

Un abrazote y buen finde!!!

borraeso dijo...

Es mi deber hablar, intentando resolver el intríngulis. Yo diré que son 4 los cerebros: arriba, abajo, al centro y a la izquierda... pero no creas que nos superan: podemos alcanzarlos porque nunca los hacen funcionar todos a la vez... ;)

Veo también ese número con 4 cifras y van...

maracuyá dijo...

gracias Colo. Los pueblos y sus historias. Las que tendrás vos para contar, no?

Muchos besos.

maracuyá dijo...

jjaja Borraeso. Cuatro!!! Menudo lío, si yo ya metí en un problema por decir que eran dos. Jajaja

Si por lo menos tres funcioanran al unísono, el hombre sería perfecto (uuuyyy, lo que me va a costar esto)

Pero lo de los dos, no lo digo yo ehhhh. Está bien fundamentado por el Dr. kustnezoff. Ya te voy a contar, dejemos que opinen.

1503 besos

Luis Antonio dijo...

¿Luz de Gas dice que sólo tiene uno? Pues viéndolo en el vídeo que nos ha regalado, nadie lo diría...

Yo presumo de tres y a veces hago corto...

Estoy pensando en el 4º que sugiere Barraeso, pero no caigo...

Bueno, ahora tengo que ir a un concierto de GOSPEL. Me pasaré en otro momento para ver en qué acaba todo este tinglado...

Besos

Luis Antonio dijo...

A Borraeso: ¿Qué es eso de al centro y a la izquierda? ¿Estás haciendo política? Te recuerdo que hoy es día de reflexión y no se puede mitinear...

BESOS

cristal dijo...

Qué preciosidad de texto, Mara, qué forma la tuya de comunicar tanto. Me han impresionado esos recuerdos del primer contacto con lo escuela. Mi primer día de clase fue una auténtica decepción. El descubrimiento del amor a cualquier edad nunca dejará de conmoverme. Gracias por este regalo. Un abrazo enorme.

SUSANA dijo...

Jajajajajajajá! Susyyyyy, tu teoría acerca del número de cerebros, amerita un Post Propio!!!!

Besazo!!!!

Gla dijo...

Nunca te pasó d egrande también de sentir que una mirada cómplice, o un silencio cómplice o un guiño cómplice resulta un mimo para el alma? A mí sí!!!!!

maracuyá dijo...

Mira Luis, cada uno que viene descubre un cerebro nuevo. Así que ahora el intríngulis es cada vez mayor. Ya parece que somos mayoría los que decimos que el hombre tiene más de uno. Por lo que ahora las dudas serían:

- ¿Pueden actuar al unísono? ¿o el funcionamiento de uno invalida el de los otros?

- Si hay más de uno, ¿cuál es el cabecilla y cuál o cuáles los subordinados?

Gracias por participar...que disfrutes el concierto.

Muchos besos.

maracuyá dijo...

Gracias Cristal. Tu visita y tus palabras son un regalo.
Un amor lleno de ingenuidad el de los niños. Pero que empieza a develar algunas cosas que luego tendrá el de adultos.

Un beso, para vos

maracuyá dijo...

Susana. Vos, tu Madama y mi bocota, me han metido en un brete!!! Que si tenemos que salir de él con una entrada, la escribiremos juntas amiguita.

No es cuestión que engalanes el blog de América, haciendo Bodas de Sangre con Luz de Gas, y a mí me dejes solita con los cerebros.

Muchos besitos...

maracuyá dijo...

Ahhh Susi, y también la invitamos a Borraeso, que su teoría es muy interesante.

maracuyá dijo...

Gla. Por fortuna sí que me pasa. Claro!!! Y es una sentimiento indescriptible.

Gracias por tu visita.

Un abrazo.

ev dijo...

Yo pienso que tienen un cerebro pero no todos saben aprovecharlo. Intermedio y bajo no piensan, nada más van a lo suyo y por supuesto a veces nubla el de arriba. El de la izquierda (si es el que imagino) es el más inteligente, pero no todos tienen la suerte. JA! Pero debo decir que hay hombres que si conectan sus partes, esto solo se logra con madures y experiencia, pero es posible chicas, no es una utopía!
Beso Mara

maracuyá dijo...

Estás segura Ev? Mira, Borraeso, dice que no conectan. Yo digo que al menos no conectan en un verdadero trabajo en equipo. Digamos, no hay sinergia.

Pero vos sabrás y no hay por qué descreer. Nos das cierta esperanza Ev.

Beso

besitos

"Nano" BARBERÁN ZANGARO dijo...

Cuanto quisiera yo poder camianr por la escalinata del monumento. volver a admirar, estavez con màs detalle, las obras de Lola, Contemplar ese rìo mientras navega una mole de hierro. Caminar por su peatonal y ver aquellos edificios de la escuela francesa que perduran..
Ah.y comer en las tinajas!! (jiji)
Un abrazo

maracuyá dijo...

Nano. Qué sorpresa más linda me diste!!! Cuánto quisiera yo acompañarte, junto a tu amor para toda la vida por el monumento y su anfiteatro, y contarles de su historia, ver la ciudad de su altura, las estatuas de Lola en medio de la fuente con el agua como volvieron de Europa. Caminar con tu mujercita (ita, por lo joven) mirando vidrieras por la peatonal y después ir a comer a Las Tinajas (yo me reservo para los panqueques de manzana, dulce de leche y pasas de uva, quemados al rum)...a la salida irnos con el mate al río. Y a la noche ir a escuchar tango con una buena cena en la Casa del Tango (ésa no la conocés, está recién estrenada y es her-mo-sa), el cafecito lo tomamos en El Cairo.
Nano...vengan!!!! Cuánto quisiera.

Un beso. Y muchas gracias.

Juan dijo...

Susy

Qué delicioso relato.

Cómo describes las situaciones y los sentimientos.

¡Maravilloso!

Es todo un placer leerte.

Un fuerte abrazo desde más allá del océano que nos une.

Juan Antonio

maracuyá dijo...

Gracias querido Juan Antonio.

El placer es mutuo.

¿Más allá del océano que nos une? No entendí eso.

Un abrazo, donde estés.

SUSANA dijo...

Amiga Querida:

Adoro estos bretes! Son divertidísimosssss!!!
Por supu, esa Entrada, la escribimos juntas cuando quieras!

Jajajajajajá! Vos sabés, somos amplias, hoy recitamos a Lorca con pasión y a los minutos estamos embarcadas en una profunda reflexión acerca de los cerebros masculinos (o bailando arriba de los asientos en un recital...es mi caso, un caso perdido como te darás cuenta)

Besazo cielo, sos un sol!!!!

Marcelo dijo...

(tal vez es uno solo con metástasis)

lys dijo...

He pasado por esa sensación de ser "la nueva" en dos píses diferentes, conozco el feeling y sé lo importante que es una sonrisa amiga

Un beso.

Común dijo...

Hola!!!!!!

Hoy me acorde de tu interesante blog y por eso estoy aquí, para alentarte que te inscribas en el concurso 20minutos.es, espero encontrarte allí.

El año pasado me inscribí y me encanto, muchos lectores conocieron mi blog.........

Un besote y abrazo de oso.

maracuyá dijo...

Hola Susana...suena a saludo de diva éste. Jajaja, la diva del Blogger.

Te envidio Susi...me encantaría recitar así, y bueno lo de bailar arriba de los asientos, ya no da para los recitales a los que voy...eso sí, si son de folclore bailo, pero en tierra firme. Lo de los cerebros, lo charlamos...
creo que en vez de un brete, vamos a tener unos cuantos.
Necesito tiempOOOOO. No anda sobrando un poco por allá?

Un beso tocaya.

maracuyá dijo...

Marcelo, seguís sosteniedo uno...pero ya vas ampliando, y confirmando mi teoría.

Un beso.

maracuyá dijo...

Bienvenida lys. Una sonrisa siempre inspira confianza.

Gracias por tu visita.

maracuyá dijo...

gracias Común.
Ayer estuve informándome, pero tengo que pensarlo, porque estoy tan escasa de tiempo que no sé si podré actualizar seguido.

Te agradezco enormemente la información y que hayas estado por aquí.

Un abrazo. Y suerte si te inscribís!!!

Groucho dijo...

Frase de Robin Willians: “El problema es que Dios le dio al hombre un cerebro y un pene, pero sólo suficiente sangre para que funcionase uno a la vez”
¿TE REFERIAS A ESTO, TAL VEZ?
¡¡¡¡sois muy malas!!!!
un beso.

http://grouchomaniaco.blogspot.com/2008/12/frase-de-robin-willians-el-problema-es.html

borraeso dijo...

Aquí, Groucho, se olvida del estómago y del corazón... al centro y a la izquierda (sin politizar, Luis Antonio).

Besos, mínimo de cuatro cifras y creciendo...

P.D.: Debemos hacer algo con el tiempo... por aquí a más horas de luz, más cortos se hacen los días...

Tumulario dijo...

Maracuya, me hiciste llorar.
Quizas pronto sabrás porqué.

Pero no te preocupes, era una pena que tenía que salir.

Un abrazo desde el túmulo

maracuyá dijo...

Mira Groucho. Yo no sé en qué cerebro tiene la sangre ahora Lionel. Faltan 42 minutos y espero que la tenga en el de abajo, como cuando juega para el Barça. Yo te dije, me lo cansaron al chico....a eso me refería, mal pensado.

Pero la frase de Robin Willians, a mis amigas y a mí, nos confirma algunas cosas.

Besitos, Groucho

maracuyá dijo...

Borraeso. Groucho los ha ignorado...será que a los subordinados no se les da la sangre suficiente, reservándola para el líder de los cerebros?

Luis Antonio. Si no estamos hablando de política, sino de todo lo contrario: cerebro.

Besos a los dos...creciendo.

maracuyá dijo...

Tumu...no era la idea, lo siento...Pero si te ha servido para exteriorizar una pena, ya me siento un poco mejor.

A veces uno cuenta, ignorando qué sentimientos puede despertar en el otro. Bueno, creo que siempre es así.

Quizás pronto sabré por qué...me gustará, pero cuando vos quieras, sin presiones.

¿Mejor? Cuídate.

Un fuerte abrazo, ahora hacia el túmulo.

un loro dijo...

¡Qué emotivo relato, querida flor de Maracuyà! Tan tranquilo, tan tímido, tan dulce. ¡Qué dulzura y paz destilan tus textos!
Me encantó, me alivió y me hizo respirar mucho mejor esta mañana. Muchas gracias.
Besitos

Jarocho dijo...

Encantador relato Susy, que dias aquellos los vividos en las aulas, de "nuevo" en 5 diversas escuelas, en diferentes barrios, con la misma angustia del dolor del divorcio y el tener que superarlo ante las adversidades del momento.
Infantes crueles que no saben del respeto del dolor ajeno, traumas que te calan el alma y dejan una gran enseñanza (y madurez?) en tu ser.
Gracias por evocar esa tan importante etapa de mi vida.
Un beso Jarocho (con sabor a "torito de cacahuate).

* HADA ISOL dijo...

Que tierno! me ha encantado! disfruté cada letra,gracias por esta belleza que escribiste en tu blog,que tengas buen fin de semana!un abrazo!

ev dijo...

Hola Maracuyá

Cuando el hombre tiene pareja mujer, ese es el mejor cerebro que tiene, el de la mujer que lo acompaña, ja! es broma, pero a veces pasa...

Beso perdida! (desaparecida)

maracuyá dijo...

Loro...hola. Si he perfumado un poco tu jardín, estoy muy contenta. Una pequeña retribución por la alegría que me das al volar sobre el mío.

Un beso grande.

maracuyá dijo...

Ay Jarocho, vos sí que has sido "nuevo"...cinco veces!!!

En este caso no era crueldad, sino curiosidad. Y timidez de mi parte para enfrentarlo. de aquel mes de escuela y mis veranos en el campo, conservo aún buenos amigos.

Torito de cacahuate?. Parece que antes de ir a México, tendré que conseguir un diccionario.

Un abrazo Jaro.

maracuyá dijo...

Gracias Hada Isol.
Y un abrazo a ese jardín bonito de nuestra tierra, a ese tan bien llamado Jardín de la República...nunca un nombre ha estado mejor puesto.

maracuyá dijo...

Hola Ev. Ay...el toquecito que le faltaba a la polémica. Jajaja, sabes lo que te puede costar?

Bueno, ves que ya vine. No sabes en qué lugar del mundo el día tiene más de veinticuatro horas, y una carga extra de energía? Dímelo, que me mudo ya.

Y prepara un café con algo rico, que después de cenar, voy a tu casa. Ya imagino todo lo que habrá para disfrutar.

Un besito

ev dijo...

Me tardé Mara soy lenta en la cocina:

http://aposentosnegros.blogspot.com/2009/06/cafesungo.html

Que duermas bien...
¿En que lugar del mundo?... en tu propio mundo, tú tienes la clave
Beso

Raziel Viento Divino dijo...

Me gusto mucho ese realto, tal vez po que en el fondo (aun que lo negemos) nos halla pasado a todos
jo, y ser extranjero en tierra nueva, para mi es todo el tiempo
xD

Pero bueno ando aqui pr un susurro del viento, intentando calibrar mis 4 cerebros, y aveses no se que es mas molesto, que no se coordinen, o que se cordinen demasiado
xD
pero bueno al menos aca todos son jefes y subordinados

PD: En teoria la politica requiere de inteligencia, pero..
Ahh!!, que gran diferencia con la practica

Anónimo dijo...

Hello !.
You may , perhaps curious to know how one can reach 2000 per day of income .
There is no initial capital needed You may start to receive yields with as small sum of money as 20-100 dollars.

AimTrust is what you need
The firm incorporates an offshore structure with advanced asset management technologies in production and delivery of pipes for oil and gas.

It is based in Panama with structures everywhere: In USA, Canada, Cyprus.
Do you want to become an affluent person?
That`s your choice That`s what you wish in the long run!

I feel good, I began to take up income with the help of this company,
and I invite you to do the same. If it gets down to select a correct companion utilizes your funds in a right way - that`s AimTrust!.
I take now up to 2G every day, and what I started with was a funny sum of 500 bucks!
It`s easy to get involved , just click this link http://ekuhumajow.builtfree.org/pujiqe.html
and lucky you`re! Let`s take this option together to feel the smell of real money